Sarkozy propone que la UE suspenda sus relaciones económicas con Libia

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha propuesto este miércoles que la Unión Europea suspenda sus relaciones económicas, comerciales y financieras con Libia como reacción a la represión violenta, por parte del régimen de Muamar Gadafi, de las protestas en su contra.

"La continuación de la represión brutal y sangrienta contra la población civil es indignante. Francia y los franceses siguen estos acontecimientos con horror y compasión. Tal uso de la fuerza contra su propia población es algo indigno", ha declarado Sarkozy durante el Consejo de Ministros, según un comunicado del Elíseo.


Ante esta situación, "Francia pide de nuevo el cese inmediato de la violencia en Libia y exhorta a los dirigentes de este país a iniciar sin demora un diálogo político a fin de que pare la tragedia que se está produciendo", ha añadido el presidente francés, que considera "que la comunidad internacional no puede seguir siendo una mera espectadora de estas violaciones de los Derechos Humanos".


Sarkozy ha pedido a la ministra de Asuntos Exteriores, Michle Alliot-Marie, que proponga a los Estados miembros de la Unión Europea "la rápida adopción de sanciones concretas para que todos los implicados en la violencia sepan que deberán asumir las consecuencias de sus actos". La represión de las manifestaciones ha causado la muerte de cientos de personas en los últimos días, según varias organizaciones de Derechos Humanos.


"Estas medidas se refieren sobre todo a la posibilidad de llevarles ante la Justicia, prohibirles el acceso al territorio de la Unión y vigilar sus movimientos financieros", ha precisado. Asimismo, el dirigente galo quiere que "se estudie la suspensión de las relaciones económicas, comerciales y financieras con Libia hasta nueva orden".