El fiscal pide prohibir varios actos de la comparsa bilbaína Kaskagorri

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido al juez de guardia que prohíba varios actos organizados por la comparsa bilbaína Kaskagorri y previstos para mañana y el viernes al considerar que su celebración constituiría un delito de enaltecimiento del terrorismo de ETA al homenajear a sus presos.

El fiscal Jesús Alonso al titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de este tribunal, Fernando Andreu, que se encuentra de guardia esta semana, tras recibir los informes solicitados a las Fuerzas de Seguridad sobre los actos convocados por la comparsa con motivo de la Semana Grande de Bilbao.

El fiscal ha pedido la prohibición de una comida "con los familiares de los represaliados"prevista para las 15:00 horas de mañana y de un brindis programado para la medianoche de ese mismo día, así como la de otro almuerzo "con los familiares de presas y presos"convocado a las tres del próximo viernes.

Fuentes jurídicas han explicado que el representante del Ministerio Público entiende que lo que realmente se está haciendo con esos actos es una convocatoria de exaltación y enaltecimiento de los presos y huidos de ETA, pues la expresión "represaliados"no puede tener otro significado.

Asimismo, el fiscal también ha esgrimido en su escrito que durante la Semana Grande de Bilbao de 2009 ya se mostraron carteles de apoyo a ETA y fotografías de presos de la banda terrorista en la txosna (caseta de feria) de esta comparsa.

Destaca además que algunos de los responsables de Kaskagorri están imputados por un delito de enaltecimiento del terrorismo en una causa que instruye el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

Prohibida la txozna
Dignidad y Justicia pidió la semana pasada la prohibición de los actos convocados por la comparsa bilbaína, de la que recordaba que "tiene programados una serie de actos"para las fiestas de este año en la capital vizcaína pese a tener prohibido "por medio de ordenanza del Ayuntamiento de Bilbao la colocación de txozna"durante la Semana Grande.

Para la asociación, estos actos "son utilizados por las organizaciones del entramado terrorista de apoyo a ETA para exhibir fotos de los presos de la organización terrorista y exaltar las actividades delictivas realizados por estos con el consiguiente menosprecio y humillación a las víctimas del terrorismo que dichos actos suponen".

En su escrito, la asociación que preside Daniel Portero -hijo del fiscal jefe de Andalucía Luis Portero, asesinado por ETA en 2000-, recordaba que ya el año pasado la Audiencia Nacional ordenó a la Ertzaintza que adoptara las medidas necesarias "para prevenir un posible enaltecimiento terrorista con escarnio a sus víctimas"en los actos organizados por Kaskagorri.

También aludió a una sentencia del Tribunal Supremo de 5 de junio de 2009, que estableció que el homenaje a personas que se encuentran en prisión cumpliendo importantes penas por la comisión de delitos de terrorismo es "un claro comportamiento de enaltecimiento de unos terroristas".