Desarticulada una red que captaba a mujeres en Paraguay para prostituirse

La Guardia Civil ha detenido a once personas integrantes de una organización internacional dedicada a la explotación sexual que captaba a mujeres en Paraguay que llegaban a España con falsas promesas de trabajo para luego obligarlas a prostituirse.

Según ha informado la Dirección General de la Guardia Civil, la operación, que continúa abierta a la espera de la imputación de más integrantes de la red en Paraguay y Francia, ha permitido dar protección directa a catorce víctimas de explotación sexual.


La organización ofrecía a mujeres con precaria situación económica en Paraguay un falso trabajo en España, les facilitaba pasaportes y los billetes de avión para Italia, Francia o España.


Las mujeres figuraban como turistas que realizaban un circuito por el país y se les proporcionaba una cantidad de dinero en efectivo, entre 1.000 y 3.000 euros, al que llamaban "viático".


Antes de salir de Paraguay eran adoctrinadas mediante un cuestionario sobre preguntas que las fuerzas de seguridad podían plantearles y las respuestas más oportunas, y les daban un teléfono de contacto y el nombre de una persona que figuraría como su anfitrión en España para engañar a los agentes y lograr su llegada al destino.


Cuando llegaban a España las mujeres establecían contacto con la persona indicada, que se encargaba de retirarle el llamado "viático"y de trasladarla al destino que le habían previsto para ejercer la prostitución.


La red lograba de las víctimas su total dependencia, pues se encontraban en España entre desconocidos y sin medios económicos. Algunas de las víctimas se daban cuenta a su llegada a nuestro país de que las ofertas de trabajo prometidas en origen, como bailarina, camarera o servicio doméstico, eran falsas, si bien otras mujeres eran conscientes de que viajaban para prostituirse, aunque desconocían las condiciones económicas y de dependencia con las que se iban a encontrar.


Las investigaciones comenzaron en septiembre del pasado año en Úbeda (Jaén), al apreciar la Guardia Civil la llegada de mujeres de nacionalidad paraguaya que pudieran estar siendo víctimas de un presunto delito de trata de seres humanos y que ejercían la prostitución en varios locales jienenses de Andújar y Úbeda.


A través de los cauces de colaboración policial con Francia se pudo verificar la detención de uno de los principales dirigentes, un ciudadano paraguayo, cuando viajaba por Francia transportando kilo y medio de cocaína oculto en botes de perfume, cuyo destino final era España.


Además, en los registros practicados por los agentes se han incautado de 11.600 euros en efectivo, un elevado número de joyas, dos ordenadores portátiles y una pistola simulada.
La operación ha sido desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaén (Área de Delitos Contra las Personas) y las diligencias instruidas junto con los detenidos ya han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Úbeda.