Por qué tanta igualdad por José Santos

La Razón
La RazónLa Razón

Este año estamos viviendo una temporada en la que no hay un dominador claro. La prohibición de los difusores soplados ha provocado que los equipos que más desarrollados los tenían hayan perdido prestaciones. El resto de los equipos no ha perdido tanto con este cambio y como el resto del reglamento se ha mantenido más constante, el resto de mejoras les ha permitido un resultado neto superior.
Otro factor determinante es Pirelli. Siguiendo las propuestas de los equipos, han desarrollado unos neumáticos que se degradan bastante y con un rango de temperatura de funcionamiento más bien estrecho. Trabajan bien en torno a 90-95 grados. Diez grados más y se deterioran muy rápidamente por sobrecalentamiento. Diez grados menos y se echan a perder porque no generan el agarre suficiente y deslizan demasiado. Esto hace que los pilotos tengan que buscar el compromiso entre atacar y guardar los neumáticos. Con todos estos factores muy igualados, las condiciones ambientales y las características de la pista en la que se corre (si hace falta mucha o poca carga aerodinámica o, por ejemplo, buena tracción) marcan la diferencia que nos ha permitido ver en cada carrera un constructor diferente en lo más alto del podio. Es lo que buscaba la FIA y parece que lo ha conseguido.

José Santos
Ingeniero F-1, trabajo en Midland, McLaren y ahora en HRT