Los Alcántara reviven los ochenta

La familia Alcántara regresará este otoño con su decimotercera temporada, con sorprendentes tramas, historias, personajes y argumentos. Los nuevos capítulos arrancan en 1979, un año marcado por la crisis económica a la que tendrán que hacer frente todos miembros de la familia más televisiva.

La familia, reunida en su casa del barrio de Salamanca

Los Alcántara, están arruinados y tendrán que buscar por todos los medios la forma de salir adelante. «Este año va a ser el de la superación de las dificultades y las grandes decisiones», comenta el guionista de la serie, Eduardo Ladrón de Guevara. «Los Alcántara tendrán que tomar importantes decisiones, todos ellos vivirán algo que hoy en día viven muchos españoles. Sorprende el paralelismo con la situación actual», añade.
Vuelta a sus orígenes
En esta temporada, los Alcántara han perdido todo lo que habían conseguido a base de esfuerzo durante muchos años y tendrán que renunciar a su casa en el barrio de Salamanca y volver a sus orígenes. A Antonio le costará mucho encontrar trabajo, pues las oportunidades escasean para personas con su formación. «El cabeza de familia no tiene respuestas, no está fuerte, no hace bien las cosas para encontrar trabajo y, además, sigue utilizando métodos que ya no funcionan. Mi personaje sufrirá mucho hasta encontrar un nuevo empleo», comenta Imanol Arias. Sin embargo, «al final encontrará un empleo para ayudar a su familia a salir de la mala situación por la que pasa», subraya.
Por su parte, Mercedes, que también está sin empleo, luchará por ayudar a su familia. «Los Alcántara están entre la espada y la pared con muchas facturas por pagar, pero como Mercedes es una mujer con mucha fuerza y coraje se pondrá a buscar trabajo, y lo encontrará rápidamente», confiesa Ana Duato. La madre de esta popular familia se meterá de lleno en el mundo laboral dejando de lado su carrera, pero sin descuidar lo que para ella es más importante, su familia, sobre todo vigilar a su hija Inés, que ha conseguido salir de la droga y ha empezado una nueva vida.
Carlos, el hijo menor de la familia, tomará mayor protagonismo en esta temporada. Acaba de terminar el servicio militar y se matriculará en Icade. «Se convertirá en un hombre de provecho, algo muy valorado por su padre», explica Ricardo Gómez, que da vida al joven Alcántara. A través de su personaje, Carlos revivirá los años de «la movida» desde dentro: «Vivirá los dieciocho de aquella época. Los bares tomarán gran protagonismo en mi trama. Además, este año, al ser más adulto, también participará de manera más activa en la vida de la familia y empezará a conectar más con ellos», añade.
 «Cuéntame» celebra este año el décimo aniversario del nacimiento de la serie, y los actores y los creadores aseguran haber comenzado el rodaje con la misma ilusión que entonces. «En 2001 se emitió el primer capítulo de Cuéntame, por eso, esta temporada tiene un significado especial para todos nosotros», afirma Fernando López Puig, director de ficción de TVE. «El nivel de autoexigencia de todo el equipo siempre ha sido muy alto», asegura Imanol Arias al tratar de explicar el éxito de la serie.

Toni, el gran ausente
Pablo Rivero, el actor que da vida al hijo mayor de la familia, no estará presente en los primeros capítulos debido a que en estos momentos se encuentra realizando otros proyectos profesionales en el extranjero. Para justificar su ausencia, su personaje se marchará a vivir a Roma con su novia y allí vivirá de las diferentes colaboraciones que realiza para revistas. Comenzada la temporada, Toni regresará con su familia y sorprenderá a la audiencia con interesantes tramas.