La abstención del PP permitirá a Zapatero aprobar su reforma laboral

Sáenz de Santamaría explicó que Celestino Corbacho, llamó a las once de la noche de ayer al responsable económico del PP, Cristóbal Montoro, pero no para negociar, sino sólo «para interesarse por el sentido de voto del PP».

La abstención anunciada por PP y CiU garantiza esta tarde la convalidación en el Congreso del decreto-ley de la reforma laboral, que saldría adelante únicamente con los votos afirmativos del grupo socialista, dado que ningún otro grupo ha anunciado un voto favorable.

Así lo anunciaron en ruedas de prensa consecutivas la portavoz del grupo popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz del grupo parlamentario catalán, Josep Antoni Durán i Lleida.

Ambos portavoces también avanzaron su voto favorable para que el decreto se tramite como proyecto de ley y se puedan incluir cambios en el texto.La abstención del PP garantiza la convalidación de este decreto, con los votos afirmativos del Grupo Parlamentario Socialista. Según explicó, su posición se fundamenta en la coherencia, pero con sentido crítico. A su juicio, es necesaria una reforma laboral pero la presentada por el Gobierno no es la que necesita España. "Se necesita una reforma laboral completa y meditada para crear empleo y la del Gobierno no lo hace", zanjó. Sáenz de Santamaría insistió en la necesidad de mejorar el decreto del Gobierno y explicó, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, llamó a las once de la noche de ayer al responsable económico del PP, Cristóbal Montoro, pero no para negociar, sino sólo "para interesarse por el sentido de voto del PP". En esa conversación nocturna el ex ministro de Hacienda adelantó al titular de Trabajo que su partido no podía apoyar la reforma y le reclamó un debate "serio"sobre la misma para que no se convierta en "una nueva oportunidad perdida"para acometer las reformas que necesita la economía española. Por eso, pidió a Corbacho que sea "receptivo"ante las propuestas de los grupos parlamentarios.«Soledad del Gobierno» La dirigente 'popular' subrayó que la votación de esta tarde volverá a poner de manifiesto la "soledad parlamentaria, económica y social"del Gobierno, dado que todo indica que el decreto ley sobre la reforma laboral va a ser convalidado únicamente con los votos del Grupo Socialista. Respecto a la tramitación del texto, que se convertirá en proyecto de ley, la portavoz del primer partido de la oposición incidió en que el PP planteará que se realice "sin prisa, pero sin pausa"y mostró su disposición a trabajar "cuando haga falta"en este terreno. En cualquier caso, explicó que el Gobierno aún no ha pedido formalmente su tramitación por el proyecto de urgencia -que implicaría reducir todos los plazos a la mitad- lo que obligaría a habilitar julio para que la Comisión de Trabajo del Congreso analice el texto, que podría ser enviado al Senado a finales de julio.