La supercaja fija su estrategia en clientes pymes y alimentación

Banca de particulares, pequeñas y medianas empresas y sector agroalimentario.

Evaristo del Canto, en primer plano, junto a Lucas Hernández, quien conversa con Rafael Benjumea
Evaristo del Canto, en primer plano, junto a Lucas Hernández, quien conversa con Rafael Benjumea

Valladolid- Éstas son las tres patas de la estrategia que desplegará la supercaja resultante de la fusión entre Caja Duero y Caja España, que ayer celebró en León su primera Asamblea General de carácter ordinario, con la vista puesta en culminar un denso proceso, que se dará por cerrado el 31 de diciembre. Un día para el que, salvo imprevistos, se esperan unos beneficios anuales de 47 millones de euros.
Pero será 2011 el año clave para la nueva entidad, que pretende, en palabras de su presidente, Evaristo del Canto, «mantener su compromiso con la promoción del desarrollo económico de Castilla y León». ¿Cómo? Dando preponderancia a la gestión eficiente de los riesgos, centrándose en la optimización de ventajas competitivas, tanto en el crédito minorista, como en el dirigido a las ‘pymes' y al sector agropecuario.
Todo ello, a pesar del cierre de oficinas -ya se han clausurado 159 de las 253 excedentarias-, lo que hace que el parque de sucursales se mantenga en 1.102.
Unas cifras que, a juicio de los responsables de la entidad permitirá mantener el liderazgo financiero en Castilla y León y consolidarse en Madrid y Extremadura.
El próximo también será un año de apuesta por las nuevas tecnologías, para acercar el servicio al cliente y así descargar las tareas administrativas en oficinas, y también por la especialización dirigida a empresas y banca personal.
Luz verde al SIP con Caja Madrid
Por otra parte, la Junta de Castilla y León, aprobaba en su Consejo de Gobierno la adhesión de Caja Ávila y Caja Segovia al Sistema Institucional de Protección de Liquidez y Solvencia que lidera Caja Madrid, con el compromiso de que mantengan en la Comunidad su obra social. Ambas entidades adquieren un peso respectivo del 2,3 y 2,01 por ciento en el marco de esta fusión fría, lo que les da derecho a dos representantes, uno de los cuales será Agustín González.