La Cámara de diputados de Haití rechaza a Daniel Rouzier como primer ministro

La Cámara de Diputados de Haití rechazó hoy la designación del empresario y economista Daniel Rouzier como primer ministro, por lo que el presidente, Michel Martelly, deberá designar a otro candidato para el puesto.

La RazónLa Razón

De los 64 diputados presentes, 42 votaron en contra, tres se abstuvieron y 19 lo hicieron a favor de Rouzier, cuya designación había generado reservas en sectores de la Cámara baja con relación a su idoneidad para el cargo. Desde la entrada en vigor de la actual constitución en 1987 es la primera ocasión en que un presidente recién investido no logra una mayoría suficiente para proclamar a su candidato a primer ministro.

En el caso del presidente Michel Martelly, esto ocurre porque, pese a su triunfo en las elecciones presidenciales, los haitianos dieron la mayoría en el parlamento a Inité, la plataforma política liderada por el anterior mandatario, René Preval. La votación que rechazó a Rouzier se produjo tras un debate en el que se dio a conocer un informe sobre los documentos presentados por él dentro del proceso de ratificación de su designación.

El debate abordó si el candidato reunía los requisitos que establece la constitución para acceder a la jefatura del gobierno y sacó a relucir dudas sobre la posibilidad de que Rouzier renunciara en algún momento a la nacionalidad haitiana, ya que la carta magna niega el cargo de primer ministro a aquella persona que en algún momento haya renegado de la nacionalidad.

La comisión que estudió la documentación del candidato constató que Rouzier fue cónsul honorario de Jamaica en Haití, lo que arrojó también dudas sobre si el economista está habilitado para ocupar el cargo de primer ministro. Aunque Rouzier tiene un certificado de residencia en Pétion Ville (periferia este de Puerto Príncipe), la comisión cuestionó que pudo viajar varias veces a Estados Unidos sin tener una visa en su pasaporte.

El informe de la comisión admite, en este punto, que Rouzier podría gozar de residencia estadounidense y residir "de hecho"en Haití, lo que fue también debatido por los legisladores, puesto que la Constitución haitiana establece que para ser primer ministro el postulante debe haber residido en Haití durante cinco años consecutivos. Tras el rechazo de Rouzier, el proceso deberá comenzar de nuevo con la designación de otro aspirante a la jefatura del ejecutivo por parte del presidente Michel Martelly y su ratificación sucesiva por ambas cámaras.