El Gobierno descarta un adelanto electoral pese a su soledad

Se lanza a buscar apoyos entre los grupos para sacar adelante el tijeretazo en el Congreso

De La Vega ayer a su entrada a la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros donde defendió las medidas de recorte del gasto público
De La Vega ayer a su entrada a la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros donde defendió las medidas de recorte del gasto público

MADRID-El Gobierno descarta adelantar las elecciones generales, pese a su soledad parlamentaria, agudizada tras el anuncio este miércoles de unos recortes sociales sin precedentes en la democracia. Su prioridad actual se centra en impulsar la recuperación de la economía española y, por ende, en sentar las bases para que se vuelva a crear empleo. «El Ejecutivo está al frente de la situación y asumiendo su responsabilidad» con este severo plan de ajuste. «No vamos a dejar la tarea a medias». Con esta declaración de principios, Teresa Fernández de la Vega cerró ayer la puerta a un anticipo electoral, pese a que en las últimas jornadas han crecido las voces en este sentido.Sin ir más lejos, el portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran Lleida, se sumó ayer a la petición de adelanto electoral. A su juicio, las posibles soluciones a la situación de «debilidad» que vive actualmente el Gobierno «están en manos» del PSOE, como el adelanto electoral o la moción de confianza. Considera que el Ejecutivo queda «tremendamente debilitado» por haber sido protagonista de una reforma histórica de derechos sociales, haber quedado debilitado en la Cámara Baja y al mismo tiempo quedar en evidencia que lo que no ha hecho a tiempo se lo han impuesto ahora desde Bruselas», aseguró en Onda Cero. Además de CiU, autonomías gobernadas por el PP, como La Rioja y Castilla y León, se sumaron a la petición de convocatoria inmediata de generales.Pero, de momento, el Ejecutivo no atenderá este requerimiento. Es más, la vicepresidenta primera descartó un escenario de falta de apoyos en la Cámara Baja para convalidar el decreto ley del plan de ajuste, que aprobará el Consejo de Ministros el próximo jueves. Sin embargo, su optimismo contrasta con la posición manifestada por el PP, CiU y el PNV de rechazo frontal a este severo ajuste. CiU considera difícil respaldar la convalidación de un decreto que congela las nóminas de seis millones de pensionistas. Mientras, el PNV, pendiente de la decisión final de sus órganos ejecutivos, no apoyará este tijeretazo, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes del partido nacionalista. En este escenario poco halagüeño, el Ejecutivo, que no baraja prórroga presupuestaria en 2011, ha comenzado los contactos con los grupos parlamentarios para sondear los apoyos con los que cuenta en la tramitación de su severo plan de ajuste, que justifica por la situación excepcional que vive el país. Al término del Consejo de Ministros, De la Vega intentó lavar la imagen del Gabinete de Zapatero, maltrecha tras decidir el mayor recorte social de la democracia. Por eso prometió impulsar proyectos sociales cuando se recupere la economía. Y es que si Zapatero, si revalida la confianza de los españoles en 2012, compensará a funcionarios y pensionistas por los recortes de hoy. Es decir, recuperarán lo perdido.

Blanco, estrella de «La Noria» Tienen tanta necesidad de hacer llegar a los ciudadanos que el recorte era necesario que no quieren dejar pasar un minuto para explicarlo. Por eso, el ministro de Fomento, José Blanco, asistirá hoy al plató de «La Noria» donde será entrevistado por Jordi González.