BP crea un fondo de 20000 millones

Los máximos dirigentes de la compañía británica se comprometen a compensar a las víctimas de la marea negra tras reunirse con Obama

Los altos ejecutivos de British Petroleum, ayer, a su llegada a la Casa Blanca, antes de reunirse durante 20 minutos con el presidente
Los altos ejecutivos de British Petroleum, ayer, a su llegada a la Casa Blanca, antes de reunirse durante 20 minutos con el presidente

NUEVA YORK- El presidente norteamericano, Barack Obama, se reunió ayer en la Casa Blanca con los máximos dirigentes de BP un día después de cargar contra la compañía en su primer discurso desde el Despacho Oval. El encuentro en el que participaron el presidente de BP, Carl-Henric Svanberg; el consejero delegado, Tony Hayward, y el jefe en EE UU, Lamar McKay, duró, como estaba previsto, unos 20 minutos. Tras la audiencia, Obama anunció que BP, a raíz de la presión de la Casa Blanca, abrirá un fondo de 20.000 millones de dólares (16.300 millones de euros) para indemnizar a los afectados por la tragedia medioambiental. Esta ayuda será gestionada por el abogado Kenneth Feinberg, que ya supervisó las compensaciones económicas a las familias de las víctimas del atentado del 11 de Septiembre de 2001. Feinberg ha sido bautizado como «el zar de los salarios» de la Administración Obama. Su fama aumentó después de establecer los límites de los sueldos en las compañías que recibieron ayuda del plan de rescate de 700.000 millones de dólares tras el colapso de Lehman Brothers en 2008. Ahora el presidente de EE UU tiene el desafío de demostrar sus dotes de liderazgo para superar las críticas. Las encuestas reflejan que los estadounidenses tienen la misma sensación negativa que en la gestión del presidente George W. Bush del desastre del huracán «Katrina», que fue censurada por Obama cuando era candidato.Contra la «adicción al petróleo» En su intervención desde el Despacho Oval, el presidente se presentó ante los ciudadanos con fotografías de su familia y la bandera del país como telón de fondo. El «atrezzo» pretendía contestar las críticas de su frialdad ante esta tragedia. Además, el presidente, que ve en cada situación de crisis una oportunidad, aprovechó para impulsar su reforma energética. «Es momento de asumir una política de energías limpias. No podemos esperar más poner fin a la adicción al petróleo», apuntó. Los legisladores consideraron ayer que su anuncio se produjo en un momento y lugar equivocados.

El «zar» de la catástrofe del petróleoBarack Obama anunció en su intervención del martes desde el Despacho Oval que el secretario de la Marina, Ray Mabus, desarrollará un programa de reconstrucción de los estados afectados por la catástrofe. «El plan será diseñado por los mismos estados, comunidades locales, pescadores, hombres de negocios y otros residentes del Golfo. Y BP pagará por el impacto del derrame en la región», recordó. Mabus, ex gobernador de Mississippi, fue incluido en la lista de la revista Fortune de los diez gobernadores con mejor formación académica. Licenciado por la universidad de su Estado, tiene una maestría en la prestigiosa Johns Hopkins. Después, se alistó en la Marina. Y más tarde estudió Derecho en Harvard.