El distrito judicial de Zoido tendría seis edificios unidos por el sótano

Después de diez años de dimes y diretes entre diferentes ubicaciones, edificios-puente y proyectos paralizados por un recurso del Gobierno y la falta de financiación, Juan Ignacio Zoido propone un distrito judicial «realista y factible desde ya» sin salir del Prado.

Zoido señala una recreación de su campus judicial para el Prado
Zoido señala una recreación de su campus judicial para el Prado

Su apuesta, apuntada durante el debate televisivo y desarrollada ayer en una rueda de prensa, contempla seis edificios que estarían unidos por un subsuelo común, de los cuales cuatro serían nuevos, más la reforma integral de la actual Audiencia y el derribo y reconstrucción de los juzgados.

Las sedes de nuevo cuño serían levantadas en el lateral de la estación de autobuses que iba a acoger el nonato edificio de Rafael Moneo, en dos fincas desocupadas entre la estación de autobuses –que se reubicaría junto a Santa Justa– y la antigua estación ferroviaria de Cádiz –que conservaría el mercado pero acogería más comercios– y en el antiguo Equipo Quirúrgico, donde se integrarían el Instituto de Medicina Legal y una clínica médico forense.

Todos ellos estarían conectados por un subsuelo común que contaría con dos plantas de aparcamientos con 1.500 plazas cada una –un total de 3.000– y se llevarían a cabo mediante la financiación público-privada, «como la Ciudad de Justicia de Barcelona», indicó Zoido. Es decir, que la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento cederían los terrenos de su propiedad y los constructores disfrutarían de una concesión administrativa, además de percibir una renta por el uso de los edificios y la explotación de los usos terciarios, aunque la titularidad no dejaría de ser pública.

Zoido indicó que no sería necesario modificar el PGOU, por lo que es «una solución redonda y factible, sin aristas», que trasladará a la Junta y podría comenzar a construirse «en la primavera del año que viene». En su opinión, permitiría «dignificar» las instalaciones judiciales con un espacio de 100.000 metros cuadrados y se «abordaría por fases», construyendo primero los tres nuevos edificios y posteriormente desalojando la Audiencia y los juzgados para su reforma y reconstrucción, respectivamente.

Por su parte, y como ya hiciera en el debate de Giralda TV, el alcaldable del PSOE, Juan Espadas, exhibió su total disposición a «confrontar» con Zoido sus respectivos proyectos para la Ciudad de la Justicia. Admitió que esta actuación acumula ya una «demora excesiva» que achacó exclusivamente al pleito del Ayuntamiento con Patrimonio del Estado sobre la calificación urbanística de los terrenos de Los Gordales.

Espadas asumió como propio el último proyecto defendido por la Junta, o sea, la construcción en los terrenos de la Feria de Abril, y auguró que «en las próximas semanas» las administraciones local y autonómica suscribirán el acuerdo que permita agilizar la licitación de las primeras obras en la parte de la parcela que no está afectada por la denuncia estatal contra el PGOU. En cualquier caso, insistió en ofrecerse para «analizar con Zoido las ventajas e inconvenientes».