Jaén única provincia que se resiste al control de Griñán dentro del PSOE-A

SEVILLA- Sólo Jaén resiste. Los siete Congresos Provinciales del PSOE celebrados ayer –sólo falta el de Huelva que será el día 28– evidenciaron que ese 30 por ciento de críticos que votaron en blanco la reelección de Griñán como secretario general del PSOE-A no es suficiente para controlar los órganos provinciales del partido. Los candidatos oficialistas, afines a la dirección regional, ganaron. En Jaén fue reelegido Francisco Reyes porque no hay división interna. Es el único frente –con poder orgánico– que le queda abierto al presidente de la Junta dentro de su partido.

El PSOE de Jaén es consciente de su situación. Tanto, que Reyes nombró ayer presidenta del partido a Micaela Navarro, la ex consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, apartada del nuevo Ejecutivo andaluz porque Griñán se siente «traicionado» por ella. Navarro fue señalada por algunos dentro del partido como sustituta del presidente de la Junta en el caso de que el PP-A de Javier Arenas hubiera obtenido la mayoría absoluta en las elecciones autonómicas. No fue así. Navarro fue una víctima de esos supuestos movimientos que llegaron a oídos del secretario general del PSOE-A.

Navarro ocupa el cargo que ostentaba Gaspar Zarrías, que ahora pasa a ser presidente de honor del PSOE de Jaén. Zarrías defendió el viernes «de la A a la Z» la actitud de Francisco Reyes en el pasado Congreso Regional en Almería. En teoría, los delegados jiennenses votaron en blanco de forma mayoritaria la reelección de Griñán, lo que provocó que se hayan quedado fuera de la Ejecutiva Regional de los socialistas andaluces. Las palabras de Zarrías fueron incluso desautorizadas por el PSOE Federal, que reivindica un apoyo «sin fisuras» al jefe del Gobierno andaluz.

Las otras dos provincias donde los críticos tenían esperanzas se diluyeron: en Cádiz, la nueva secretaria provincial es Irene García, alcaldesa de Sanlúcar de Barrameda, que se impuso por 46 votos a Rafael Quirós, alcalde de Barbate. Éste último contaba con el apoyo del ex secretario provincial de los socialistas gaditanos, Francisco González Cabaña, muy crítico con la actitud de Griñán.

En Sevilla, la consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, se impuso con el 66 por ciento de los votos al alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones.

Un porcentaje similar de apoyos obtuvieron para su reelección el secretario general del PSOE de Córdoba, Juan Pablo Durán, y la de Granada, Teresa Jiménez. También seguirán en su puesto José Luis Sánchez Teruel en Almería y Miguel Ángel Heredia en Málaga.