Teddy lo sabía

«Tenía conocimiento de todo lo que pasaba en la SGAE», declara el secretario general

Madrid- Nunca estuvo al margen de lo que sucedía dentro de su casa, sino que, según se desprende de los folios del sumario que poco a poco se van conociendo y a los que ha tenido acceso este diario, sabía lo que se cocía en los fogones de la SGAE. Desde que salió con barba de varios días y gesto contrariado de la Audiencia Nacional a principios del pasado mes de julio tras prestar declaración, poco se ha sabidao de dónde para o cuáles son sus planes de futuro. Cuando se le pregunta a Francisco Galindo, secretario general de la entidad, según consta en una parte del sumario, sobre si conocía «el entramado sectario que habían montado el Sr. Neri y sus socios alrededor de la SGAE», contesta que «el señor Bautista tenía conocimiento de todo lo que pasaba en la SGAE y por ende de ese entramado societario (en alusión a Portal Latino, Sociedad Digital de Autores y Editores, Microgénesis y la Central Digital), pero que no presupone que el Sr. Eduardo Bautista supiera que alguien estuviera detrayendo fondos de la SGAE».

«Yo confío»
Por su parte, Pablo Hernández, jefe de los servicios jurídicos de SGAE, declara sobre Bautista que «cuando confía en alguna persona, como es también el caso del arquitecto Fajardo, su confianza suele ser absoluta, por lo que la persona que goza de esa confianza se atribuye unas competencias que no le corresponderían y que de hecho las llegan a ejercer». «No tengo ninguna duda sobre la honestidad del señor Bautista», declara en el sumario.

Por otro lado, la confianza de Bautista en José Rodríguez Neri era total. Pablo Hernández lo subraya en el sumario y lo corrobora sin titubeos cuando, al ser preguntado por el juez sobre si era consciente de la vinculación de las familiares de Neri, Eva García Pombo y María Antonia García Pombo con Microgénesis. «Lo sospechaban» y prosigue que se puso de manifiesto en el informe de 2007, en el que resultaban «diversos vínculos familiares o al menos sentimentales. Esto se puso en evidencia, pero la confianza del presidente en Neri hizo que los únicos cambios que se produjeran fueran los que he indicado: quitar el control económico y jurídico a partir de 2008».


Los plenos poderes de Neri
Tenía capacidad para nombrar a su equipo, «sin perjuicio de que informara y llevara su ratificación al Consejo de Dirección de SDAE». Y Bautista conocía estas prácticas de Rodríguez Neri. Pablo Hernández «supone» que consultaría con Bautista estas decisiones; sin embargo, acto seguido añade que las que se tomaban en los Consejos de la citada entidad digital «los consejeros mostraron siempre una confianza en las propuestas presentadas». Apenas había discrepancias.