Andalucía ha dado a los sindicatos 695 millones en sólo tres meses

120 millones de euros, esto es, casi 20.000 millones de las antiguas pesetas. Es la cantidad que, sólo en los últimos tres meses, ha ido a parar a los sindicatos gracias a las ayudas de las comunidades autónomas y del Gobierno central.

 
 

Una cifra desorbitada que esconde un aspecto todavía más llamativo: el 58 por ciento de ese dinero lo concedió una sola comunidad, Andalucía, que entre diciembre y febrero ha entregado a las centrales sindicales más de 69,5 millones de euros, prácticamente 2,5 veces más que lo que ha destinado el Gobierno central en este mismo periodo (27,4 millones) y el triple que todas las comunidades juntas (22,9).

Resulta cuanto menos curioso que la autonomía presidida por el socialista José Antonio Griñán sea la más generosa con estas organizaciones, sobre todo en medio de la polémica de los ERE, con al menos seis cargos socialistas implicados en mayor o menor medida y otros tantos sindicalistas de la Unión General de Trabajadores (UGT) en medio de una trama que se beneficiaba de los fondos públicos en una de las comunidades con mayor tasa de paro de toda España (un 28,3 por ciento, según la Encuesta de Población Activa).

Para personas ocupadas

Y con el paro por las nubes, muchas de esas ayudas que han concedido a los sindicatos, sobre todo a UGT y Comisiones Obreras (CC OO) van destinadas «prioritariamente a personas ocupadas». Como se desprende del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) del 12 de enero, que publica varios acuerdos del 21 de diciembre por los que se conceden numerosas ayudas a estas dos centrales. En concreto, «para el desarrollo de Planes sectoriales de Formación de Oferta dirigida a personas ocupadas», la Confederación sindical de CC OO se embolsa más de 5,6 millones y la UGT otros 5,7. Para «Planes Intersectoriales de Formación de Oferta dirigida prioritariamente a personas ocupadas», CC OO logra más de 11,6 millones y UGT más de 11,7. Hay más, pues para «acciones en materia de Formación Profesional para el empleo» UGT se hace con 16,5 millones y CC OO con otros 16,4. En resumen, casi 68 millones en un solo día.

También logran dinero de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social andaluza estos dos sindicatos y otros como el de Obreros del Campo o la Unión Sindical Obrera, tal y como se desprende de otros boletines.

Y tras la exagerada cifra de Andalucía se encuentra en segundo lugar (sin contar al Gobierno central) Asturias: más de 8,6 millones. El 13 de enero, por ejemplo, se publicaban las ayudas concedidas a «organizaciones empresariales y sindicales». De los 11,3 millones repartidos, aproximadamente el 76 por ciento iban a la Central Sindical Independiente de Funcionarios, la Federación del Metal de UGT, la Fundación Comarcas Mineras, Forem...
Canarias es la tercera más generosa y la primera de España con más paro: más de 4,6 millones concedidos el 21 de diciembre (Boletín Oficial de Canarias del 5 de enero). Entre otros, reciben fondos, CC OO (2,8 millones), Intersindical Canaria (137.276,7) o la Federación de Transportes y Mar de UGT (115.087,5).

Algo más de 2,1 millones es lo destinado por Cantabria en estos tres meses: UGT CC OO y USO se reparten la mayoría de los 1,7 millones «para planes formativos dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados» (Boletín Oficial de Cantabria del 2 de febrero), aunque también ha convocado para «difusión de la acción sindical y prevención de riesgos laborales (por 400.000 euros). El País Vasco les ha dado cerca de dos millones para «proyectos de Cooperación» (BOPV del 15 de febrero) o «sensibilización medioambiental» (16 de diciembre). Mientras, Castilla y León les ha regalado algo más de 1,6 millones, prácticamente lo mismo que la Comunidad Valenciana, que en su Diario Oficial de 28 de diciembre convocaba ayudas a organizaciones sindicales.

Siguiendo con las cifras, los que menos han dado en estos tres meses son: Murcia (866.489), Castilla-La Mancha (647.000), Galicia (352.366), Extremadura (300.000), La Rioja (99.000), Madrid (20.780) y Baleares (15.000). Sólo Aragón, Navarra, Cataluña, Ceuta y Melilla aún no les han dado un euro.


El PP extiende contra el Gobierno su ofensiva por los ERE
Los vicepresidentes Elena Salgado y Manuel Chaves y los ministros Valeriano Gómez y Francisco Caamaño serán la próxima semana los protagonistas de la nueva ofensiva que el PP desarrollará en el Congreso para exigir responsabilidades políticas por los fraudulentos ERE andaluces. Además el PP también vuelve a reclamar la comparecencia del fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, con un enunciado genérico para superar esta vez el examen del órgano de gobierno de la Cámara. El PSOE, con el apoyo de PNV y CiU, rechazó la pasada semana una iniciativa de los populares en ese sentido porque en ella se especificaba que el objeto de la comparecencia era que la Fiscalía informase del caso de los ERE. «Aquí, cuanto menos, puede haber un delito de malversación de caudales públicos. Por eso seguimos su evolución muy de cerca», dijo ayer María Dolores de Cospedal, informa C. M.