La mina de Roberto Carlos

El ex madridista cobrará 5 millones de euros anuales en su actual club, el Anzhí ruso, por el que fichó hace menos de una semana

El brasileño Roberto Carlos, jugador del Anzhí de Majachkalá, desea debutar con una victoria ante el Zénit en la Copa de Rusia el próximo 1 de marzo
El brasileño Roberto Carlos, jugador del Anzhí de Majachkalá, desea debutar con una victoria ante el Zénit en la Copa de Rusia el próximo 1 de marzo

Madrid- Roberto Carlos sigue dando que hablar. Muchos son los equipos en los que ha jugado este brasileño de 37 años, aunque en algunos ha dejado más huella que en otros. Ha pasado bastante tiempo desde aquel 1996, cuando fichó por el Real Madrid y se puso a las órdenes de Fabio Capello. Allí jugó once temporadas y logró su primer triunfo personal al convertirse en el jugador no español con más partidos jugados en el equipo madrileño. Destacó por su velocidad y por sus grandes remates con el pie izquierdo, pero, sobre todo, por los impresionantes goles que marcaba desde el centro del campo. Unas cualidades que con el paso del tiempo van mermando, pero que los buenos aficionados al fútbol nunca olvidan.

Las grandes personas van dejando marca por donde pasan. Así es Roberto Carlos, un hombre sencillo que destaca tanto por sus cualidades futbolísticas como personales; su juego espectacular y ofensivo y su carácter abierto y jovial hacen posible que el corazón de los aficionados lata más fuerte cada vez que aparece en un terreno de juego.

El ex madridista llegó a confesar que no le importaría volver al equipo blanco, pero este deseo se truncó hace menos de una semana, cuando el lateral izquierdo fichó por el modesto equipo ruso Anzhí de Majachkalá. El proposito de la mayoría de los jugadores que fichan por un nuevo club es mejorar su trayectoria deportiva. En este caso, sus objetivos son bastante extraños. Roberto Carlos confesó que durante su estancia en Rusia sueña con cumplir tres deseos: comer caviar, jugar hasta los 42 años y aprender ruso. Los dos primeros serán sencillos de cumplir, pero el tercero resultará más complicado que meter una falta desde el medio campo. Aunque, si se lo propone, es capaz de lograrlo.

Debutará el 1 de marzo contra el Zénit de San Petersburgo en la Copa. «Tengo ganas de disputar mi primer partido. La victoria ante el Zénit no sería un mal inicio para mi carrera en el Anzhí», aseguró el futbolista, que ya se entrena con el grupo y se siente muy cómodo con sus compañeros. «Ya es hora de iniciar la andadura hacia el primer trofeo del equipo», afirmó ayer el lateral izquierdo, que jugará las dos próximas temporadas con el equipo ruso, en el que cobrará 5 millones de euros anuales. El «pequeño» sigue demostrando que es un «grande» del fútbol internacional.


Trayectoria deportiva del brasileño
Roberto Carlos da sus primeros pasos futbolísticos en 1990 en un modesto club llamado Unión San Juan. Con 14 años ya estaba en el primer equipo, y con 16 debutó en la selección Sub-20 de Brasil. Cuando cumplió la mayoría de edad se convirtió en un ídolo en el Palmeiras y fue titular en la selección absoluta de su país. El salto más importante del lateral fue en 1995, cuando llegó al fútbol europeo con el Inter, y sólo un año después se incorporó a la disciplina del Real Madrid, donde consiguió sus mayores éxitos deportivos. En 2007 firmó por 3 temporadas con el Fenerbahçe turco y después regresó a Brasil como jugador del Corinthians. Tras la eliminación del equipo de la Copa Libertadores este mes, decidió fichar con el Anzhí, su actual equipo.