Crítica de cine / «Intrusos en manasés»: Atrápame a ese fantasma

Director: Juan Carlos Claver. Intérpretes: Miguel Ángel Muñoz, Belén López, Armando del Río y Marina Gatell. España, 2008. Duración: 90 minutos. Terror.

Con los actores protagonistas, ciertamente, en el más allá (Muñoz se enfrenta al papel más «mudo» de su todavía corta carrera cinematográfica, mientras una sobrexcitada Marina Gatell provoca risa durante alguna que otra escena), es cierto que «Intrusos en Meneses» sólo pretende entretener al respetable en una tarde tonta de este calurosísimo verano. Sin mentiras y a pecho descubierto, pues, la peliculita se adentra en una historia de fantasmas buenos y malos con la II Guerra Mundial como trasfondo y unos soldados del III Reich que hasta después de muertos siguen intentando dominar el mundo. Una traumatizada periodista lidera el grupo de jóvenes que decide descubrir qué ha sucedido en un pueblo abandonado hace casi 65 años mientras asoman la cabeza varios tópicos del género (un coche que no arranca, el clásico cartel de «Moriréis todos»...) y unos efectos especiales muy de andar por casa. Hasta desembocar, amigos, en uno de esos finales con trampa tan afectos a los seguidores del miedo. Claver, que no ha engañado a nadie, lo advertió el otro día al presentar la cinta: rodó, incluso, un plano por si llega la segunda entrega. Por nazis, que no quede.