Con Hopper en el hotel

Eva Hibernia evoca al maestro realista estadounidense en el Teatro Español

Alicia González Laá y Joaquín Daniel protagonizan el montaje
Alicia González Laá y Joaquín Daniel protagonizan el montaje

En el intenso diálogo escénico entre Madrid y Barcelona que ha propiciado Mario Gas desde que habita en el Teatro Español se escucha la voz de Eva Hibernia, una madrileña que acudió a la Ciudad Condal en busca de oportunidades y ha logrado estrenar gracias al proyecto T-6 del Teatro Nacional de Cataluña. «Mi primera propuesta fue "Una mujer en transparencia"y cuando me tenía que enfrentar al segundo se me coló un calendario con doce obras de Edward Hopper, una por cada, que me habían regalado», cuenta la autora. «Sus cuadros me inspiran mucho y no precisamente melancolía o tristeza, que es el tópico de este autor. La soledad que transmite me parece un lugar donde sentirse en plenitud, un instante en la vida masificada de las ciudades».

Colores planosHopper es uno de los maestros del realismo norteamericano del siglo XX. Se resistió al cubismo y empleó las formas geométricas grandes y sencillas, así como las áreas de color planas para sus composiciones. Una de sus obras maestras es «Habitación de hotel», que pintó en 1931 y que puede contemplarse en el Museo Thyssen de Madrid. En él los expertos descubren algunos de los motivos recurrentes del pintor: el hotel, una figura aislada y el viajero. Se considera que su estilo simple y esquemático resultaría clave para el arte pop posterior. Como vemos, las habitaciones del pintor no entristecen a la dramaturga. La pieza que ha levantado hilvanando las sensaciones que le producían estos lienzos es caleidoscópica, pero no fragmentaria, pues les ha dado continuidad. Por un lado está la pareja protagonista, Vera y Tomás, que viven de hotel en hotel por cuestiones laborales. Un día, accidentalmente surge la historia de Miranda y su padre, una pareja de judíos que se ve forzada a escapar de Europa durante la Segunda Guerra Mundial. También hay otros dos personajes, bastante lejanos en el tiempo a los dos anteriores, amantes, pero que juegan a que no se conocen. «Se entrecruza ficción y realidad hasta que se encuentran de manera sorprendente –explica la autora–. Exploro un sentimiento de variedad y multiplicidad: cuántos "yoes"viven dentro de uno mismo». Y todo este viaje, sin salir de la misma habitación y con los mismos dos actores, Alicia González Laá y Joaquín Daniel: «Son dos grandes intérpretes y a ellos he encargado todo el juego dramático de la pieza, no he querido hacerlo a través del escenario o el vestuario. Bueno, hay una peluca en un momento dado», apostilla Hibernia. Ella misma también se ha ocupado del diseño de la puesta en escena de su segundo texto: «Me parece muy bien que me dirijan, pero yo también tengo una trayectoria como directora», concluye.

DÓNDE: Sala Pequeña del Teatro Español. Madrid. CUÁNDO: del 24 de junio al 25 de julio. CUÁNtO: 15 euros.