Zaplana ve con tristeza cómo cambia la política

El ex ministro de Trabajo, ex presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, visitó ayer la ciudad de Benidorm, de la que fue alcalde, y manifestó que ve «con tristeza cómo cambia la política», en relación con la situación interna del PP local.

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, conversa con los exministros Eduardo Zaplana y Manuel Pimentel
La ministra de Sanidad, Leire Pajín, conversa con los exministros Eduardo Zaplana y Manuel Pimentel

ALICANTE-Zaplana hizo estas declaraciones al término de un acto celebrado en Benidorm para conmemorar el 25 aniversario del Programa de Vacaciones para mayores financiado por el Imserso, presidido por la titular de Sanidad, Leire Pajín.
El ex jefe del Consell indicó que tiene una opinión muy fundada sobre lo que está sucediendo en la agrupación local, donde los partidarios de la presidenta local, Gema Amor, no están conformes con la decisión de la dirección regional de designar a Manuel Pérez Fenoll como candidato a la alcaldía de Benidorm, en contra de la propuesta del comité electoral local, que apostó por Amor.
Además, un grupo de militantes y simpatizantes del PP solicitó la pasada semana a Amor que «dé un paso adelante» e inicie su carrera política en solitario con una formación independiente.
Zaplana aseguró creer en «la política del entendimiento, de la unidad y de los compromisos» y que siempre, desde sus puestos de responsabilidad, ha intentado fomentar el diálogo.
En este sentido, el ex ministro, retirado desde hace tres años de la política activa, recordó cómo en Benidorm se formí un gran grupo que estaba disperso y cómo de esa unión y de esa convivencia se obtuvieron «grandes resultados electorales».
Formas de ver la política
Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, manifestó ayer estar «convencido» de que, con Francisco Camps al frente del PPCV, «las sensibilidades van a seguir todas integradas en el presente y en el futuro del partido».
 Para González Pons, el PP es «la suma de muchas personas y de muchas formas de ver la política». A su juicio, «lo fue en la época de Zaplana y lo va a seguir siendo en la época de Camps».