La boda más esperada en Sevilla

La hija de Carmen Tello contrajo matrimonio con Agustín Aranda

084nac29fot5
084nac29fot5

El centro de Sevilla se vistió ayer de gala para celebrar el enlace nupcial de Carmen Solís Tello, hija de Carmen Tello y de Miguel Ángel Solís y Martínez Campos, marqués de la Motilla, con Agustín Aranda. La ceremonia religiosa se celebró en un impresionante templo sevillano, el de la Anunciación, que acoge a la hermandad del Valle y se decoró magníficamente para la ocasión. El compositor, director de orquesta y titular de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, Pedro Halffter, le brindó un especialísimo regalo a la novia, la «banda sonora» de la boda, algo que igualmente hizo la gran soprano Mariola Cantarero, poniendo el broche de oro.

Tiara familiar
La novia iba espectacular con un precioso diseño de Victorio y Lucchino, rematado con un velo y una diadema de brillantes de la Casa Solís. El novio optó por el tradicional chaqué. Carmen Tello, elegante, emocionada y también agotada, pues ha estado al frente de toda la organización de la boda, contemplaba nerviosa a su hija, del brazo de su padre y padrino. Junto a la radiante madre, su esposo, Curro Romero. Los hermanos, Fernando, Miguel y Enrique, firmaron como testigos del enlace. Tras el mismo, los contrayentes y los invitados se desplazaron a pie hasta el palacio del marqués de la Motilla.

Entre los numerosos asistentes se encontraban la Duquesa de Alba, que actuó también como testigo, su hija, la duquesa de Montoro, los marqueses del Pedroso de Lara, los marqueses de Benamejí, los marqueses de Méritos, la duquesa de Fernandina, los duques de Segorbe, los duques de Plasencia, la duquesa de Sevilla, el presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, el alcalde electo de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, Espartaco, Patricia Rato, Josemi Rodríguez Sieiro, Tere Pickman, Ana María Abascal, Tomás Terry, Manuel Colonque, Rafael Peralta, Mamer Revuelta, Loly y Tere Reina, Antonio Burgos e Isabel Herce, entre otros. Mariano Rajoy excusó su ausencia porque se encontraba en Londres descansando con su familia.

La ceremonia culminó con una gran fiesta en la que pusieron su arte Las Seventies, Los del Río, Júnior, José Manuel Soto, Rafa González Serna y, para rematar, las bulerías inevitables con el arte del Nano de Jerez. En la madrugada, además, se sirvió una recena.