El Cercanías ya llega a la T-4

La última fase de pruebas de los trenes está en marcha

El nuevo Cercanías conectará el centro de Madrid con Barajas en tan sólo 24 minutos
El nuevo Cercanías conectará el centro de Madrid con Barajas en tan sólo 24 minutos

Madrid- Ya queda menos para contar con un medio de transporte más que conecte la capital con la terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas. Además de Metro y varias líneas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), «obra» de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid respectivamente), Renfe (competencia del Ministerio de Fomento) llegará muy pronto hasta la T-4. La cartera dirigida por José Blanco ha comenzado las últimas fases para la puesta en servicio del Acceso Ferroviario al Aeropuerto de Barajas desde la estación de Chamartín con las pruebas con diferentes tipos de trenes del parque de Renfe a través de la nueva línea.
Según un portavoz de Fomento, estas circulaciones de prueba permitirán que los técnicos del Ministerio lleven a cabo los ajustes necesarios para su puesta en servicio, así como para que los agentes de conducción comiencen la formación necesaria sobre la nueva línea. La línea tiene sus extremos en las estaciones de Chamartín y Barajas.
La estación de Barajas quedó prevista y ejecutada, en su mayor parte, con las obras correspondientes a la Terminal 4 del Aeropuerto. Con la puesta en marcha de la línea, el recorrido entre las estaciones de Chamartín y Atocha y el Aeropuerto de Madrid Barajas T-4) se podrá realizar en 12 y 26 minutos, respectivamente. Desde el centro podrá llegar a las instalaciones de la T-4 en tan sólo 24.
Las obras del acceso ferroviario al aeropuerto de Barajas se han dividido en dos fases. En una primera se abordó un primer tramo de cuadruplicación de la doble vía de contorno de Hortaleza con una longitud aproximada de 4,1 kilómetros, que va desde la cabecera norte de la estación de Chamartín hasta el cruce con la M-40.
En este tramo se construyó la estación de Fuente de la Mora, que ya fue inaugurada el 25 de marzo de este año.
El segundo tramo consistió en una doble vía de nuevo trazado soterrado en su totalidad. La longitud de este tramo es de 4,7 kilómetros. En el trazado destaca la ejecución de la estación de Valdebebas, que prestará servicio al futuro desarrollo urbanístico y que facilitará la conexión a la ampliación de los recintos feriales Juan Carlos I (IFEMA), a la Ciudad Deportiva del Real Madrid y a la futura Ciudad de la Justicia. La línea finaliza en la estación que hay en la T-4 de Barajas.