Un ángel en «Transformers 3»

¿Podría un ángel desplegar sus alas en un mundo dominado por robots? El director Michael Bay se lanzó a averiguarlo en «Transformers 3: el lado oscuro de la luna», que se estrena este viernes.

Un ángel en «Transformers 3»

Después de sus desavenencias con Megan Fox –dicen que lo comparó hasta con Hitler– y de que se hiciese público que no contaban con ella para esta nueva entrega de la saga, Bay apostó por un rostro más dulce y sensual. La elegida fue la británica Rosie Huntington-Whitely, que hasta la fecha no tenía experiencia como actriz, pero sí como modelo de lencería, ya que es uno de los destacados «ángeles» de la firma Victoria's Secret.

Casting sorpresa
Pero parece que los días como modelo fetiche podrían formar parte del pasado, porque Huntington-Whitely asegura estar concentrada en su nueva aventura cinematográfica. A sus 24 años, Rosie, que tiene unas medidas de escándalo (86-63-89), ha conseguido para muchos incluso hacer olvidar a su predecesora. «Cuando me presenté al casting nadie me dijo cuál era el papel que estaban buscando. Sólo sabía que era para "Transformers". Yo pensé que se trataba de un cameo. Fui completamente a ciegas. Me llevé una gran sorpresa cuando Michael Bay me llamó y me dijo que iba a sustituir a la protagonista», afirma incrédula. 

Acostumbrada a pisar firme sobre la pasarela, admite que le faltó aplomo ante la cámara. «Es mi primera película y confieso que me sentía en el rodaje como la principiante que soy. En algunas escenas se me nota que estoy muy verde. Afortunadamente contaba con el apoyo de Shia LaBeouf y de Michael, que me ayudaron a superar mis problemas de inseguridad», cuenta. Interpreta a Carly, la nueva pareja de Sam, el protagonista de la saga, interpretado por LaBeouf, del que opina que «es un verdadero caballero».

Rosie utiliza las técnicas de ángel hasta en su oratoria y a la hora de hablar de su pareja en la vida real, el británico Jason Statham, trata de evitar las preguntas: «De eso no hablo, pero me ayudó mucho en las escenas de acción, me dio buenos consejos». Considerada ya la mujer más sexy del planeta, asegura que «estoy acostumbrada a que me digan que soy sexy por mi trabajo con Victoria's Secret. Entiendo que el director me pidiera que me bronceara o que me pusiera tacones para correr, la imagen en este tipo de películas lo es casi todo.

"Transformers"es una película veraniega y requiere que la protagonista tenga cierta frescura. Para mí es algo normal utilizar mi cuerpo como parte de mi trabajo». Lo cierto es que, a juzgar por el impresionante look que lució en los estrenos de Londres, Berlín y Moscú, seguro que su belleza provoca más de un cortocircuito.

El detalle. La película ha costado 300 millones de dólares
El viernes se estrena en toda España, con su versión en 3D, lista para ser el taquillazo del verano. La superproducción, que cuenta con casi el mismo reparto que en las entregas anteriores, ha costado 300 millones de dólares (209 millones de euros). Esta vez la acción se desarrollará en el espacio con el un conflicto entre EE UU y Rusia.

Megan Fox no se calla
Aunque Megan Fox explicó su salida de las películas de la saga con el argumento de que era una decisión propia, lo cierto es que son conocidas sus desavenencias con el director. Según su compañero de reparto, Shia LaBeouf, no pudo asimilar su repentino estatus de sex symbol mundial y no soportaba las maneras bruscas de Michael Bay: «No es precisamente conocido por su tacto, no da indicaciones detalladas, todo tiene que ser rápido y brusco», dijo el actor. Ahora, con 25 años, es imagen de la firma italiana Emporio Armani y acaba de renovar sus votos con su marido, Brian Austin.