La OCDE dice que España hace los deberes pero «los mercados la siguen abofeteando»

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, dijo hoy que "España e Italia están haciendo los deberes, pero los mercados no lo reconocen", y añadió, en referencia al primero, que éstos "siguen abofeteando al país"a pesar de las reformas introducidas.

Gurría respondió así a una cuestión formulada por el diputado español Ramón Jáuregui, y se preguntó "dónde está el incentivo"de las reformas si se paga el 7 o 7,5 % por la deuda.
En su intervención ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que debatió como cada año las actividades de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), aseguró que la situación está estancada y que "el tiempo pasará una factura carísima".


La clave -afirmó- son las reformas estructurales, "que hay que aplicar de manera coherente y firme"en materia de educación, innovación, espíritu empresarial y mercado laboral, entre otros. Gurría incidió en la crisis de confianza de los ciudadanos hacia sus gobiernos y destacó que "sin esa confianza no habrá crecimiento". Recordó que los 34 países miembros de la OCDE tienen 48 millones de parados, por lo que "hay que pensar también en términos sociales".


Tras expresar la larga vida que le queda a la moneda única y descartar abandonos del euro, pidió a los Estados miembros de su organización que luchen contra la corrupción y la evasión fiscal. En respuesta al parlamentario José María Beneyto, Gurría lanzó una crítica a las agencias de calificación que "una vez iniciada la crisis, siguieron reduciendo sus calificaciones". "Ahora han rectificado, pero siguen exagerando las cosas", añadió.
El secretario general de la OCDE apostó por un "crecimiento verde", en el que se limite el consumo energético. Verde y crecimiento "casan muy bien", respondió Gurría a los que se oponen a esa estrategia. "No vamos a aumentar dos grados la temperatura del planeta si seguimos así, sino mucho más", manifestó.


El debate celebrado contó por primera vez con la voz y el voto de parlamentarios estadounidenses, canadienses, japoneses, coreanos, chilenos, mexicanos, israelíes, australianos y neozelandeses.


La Asamblea ampliada aprobó una resolución en la que aplaude las medidas adoptadas por los países de la zona euro para hacer frente a la crisis y defendió la apuesta de la OCDE por el "pensamiento estructural", "pensamiento social", "pensamiento verde"y "pensamiento institucional".