El día después de Mubarak: los egipcios celebran el inicio de una nueva era

Miles de egipcios continúan celebrando hoy en la cairota plaza Tahrir la renuncia de Hosni Mubarak, después de una larga noche de euforia durante la que las frases más escuchadas eran "libertad"y "viva Egipto".

En el primer día sin Mubarak, después de las tres décadas que el mandatario se mantuvo en el poder, numerosos egipcios ondeaban banderas del país y no ocultaban su felicidad y esperanza ante el comienzo de una nueva era.

La plaza Tahrir, símbolo de la revuelta popular que comenzó el pasado 25 de enero y que forzó la salida de Mubarak, mantenía su ambiente festivo aunque ya decaído después de una noche en vela.

El campamento montado en el centro de la plaza, en el que pernoctaban numerosas personas desde hace dos semanas, todavía no había sido levantado a primeras horas de la mañana.

La intención es retirar las tiendas durante esta jornada, pero muchos prefieren esperar a escuchar el próximo anuncio de las Fuerzas Armadas, comentaron a Efe algunos de los manifestantes.

Mubarak entregó ayer el poder al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que poco después anunció que daría a conocer próximamente las medidas a aplicar y afirmó que "no hay alternativa a la legitimidad del pueblo".

A la espera de estas decisiones y anuncios, de madrugada eran muchos los manifestantes que limpiaban la plaza, organizados en corros, y empezaban a retirar las barricadas alzadas para defenderse de los posibles ataques de los partidarios de Mubarak, según pudo constatar Efe.

Mientras, decenas de miles de personas, entre ellas numerosas familias con niños, celebraban con orgullo haber tumbado uno de los regímenes más estables de la región y logrado la salida de Mubarak, de 82 años.

Fuegos artificiales, gritos, canciones y bailes, acompañados por el continuo sonido de las bocinas de los coche, fueron la tónica hasta bien entrada la noche para celebrar el triunfo de la revolución.

El Consejo Constitucional se reúne hoy

Por otra parte, el consejo constitucional de Egipto celebrará este sábado una reunión de emergencia para analizar las posibles enmiendas en la Constitución, según informó el corresponsal de la cadena de televisión Al Yazira.

La reunión se celebrará en plena resaca por el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak, que ayer viernes se vio obligado a renunciar al cargo, después de 30 años de dictadura, ante la presión de los cientos de miles de manifestantes que ocupaban las calles de la capital, El Cairo, y del resto del país desde hacía dos semanas y media.