El PP ve «inconexas» las últimas medidas antidéficit

El Congreso de los Diputados anticipa su vuelta al «cole» para debatir hoy, en Pleno, el real decreto ley que recoge las nuevas medidas del Gobierno para reducir el déficit público aprobadas el viernes pasado. Unas medidas que los populares ven «inconexas e «incoherentes».

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ayer durante la rueda de prensa en Génova
La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ayer durante la rueda de prensa en Génova

La portavoz del Grupo Popular en la Cámara Baja, Soraya Sáenz de Santamaría, prefirió ayer no adelantar cual será la posición de su grupo en la votación, aunque dejó entrever por sus críticas que no que apoyarán la convalidación del decreto y están entre el «no» y la «abstención». Lo que sí adelantó es que Mariano Rajoy será el encargado de llevar la comparecencia de los populares. Y es que los grupos están obligados a votar el conjunto de las medidas, sin tener la oportunidad de hacerlo por separado.

Propuestas «heterogéneas»

Sáenz de Santamaría insistió ayer en el carácter «heterogéneo» de las propuestas que han planteado el Ejecutivo, incidiendo en que, desde el punto de vista de su formación, algunas son «obligadas», otras podrían calificarse de «neutras» y otras directamente tendrán efectos negativos. Entre ellas, destacó la contribución de España al segundo rescate griego tiene que ser aprobada, aunque se quejó de que ésta se haya tenido que incrementar como consecuencia de la rebaja de la calificación de la deuda española. También criticó que la rebaja al 4 por ciento del IVA por la compra de vivienda nueva, sin distinción en función de la renta, se vaya a aplicar únicamente durante cuatro meses. «Nunca se ha aprobado una medida fiscal de una eficacia temporal tan limitada», y destacó que el Gobierno haya optado ahora por esta medida después de eliminar la deducción por la adquisición de una casa.

La portavoz popular fue especialmente crítica con la decisión del Gobierno de aprobar el adelanto del pago a cuenta del impuesto de sociedades y su abono fraccionado por parte de las grandes empresas. Según indicó con esta fórmula el Ejecutivo «evidencia que vive de prestado» y que pretende «gastarse el dinero que no le corresponde» gastar a él sino al siguiente Gobierno, «comprometiendo así los Presupuestos del futuro». Respecto a las medidas para la reducción del gasto farmacéutico, que el Partido Popular sostiene que tendrán menor impacto en el ahorro que el calculado por el Ejecutivo, Sáenz de Santamaría lo ve «incoherente» porque el Gobierno recurrió ante el Tribunal Constitucional una iniciativa similar aprobada en Galicia.

La dirigente popular lamentó que «en el paquete de medidas número 40 que ha aprobado en los 40 meses de legislatura», el Ejecutivo haya optado por la implantación de medidas «coyunturales» para «rellenar el tiempo que queda hasta las elecciones», en lugar de presentar un plan global con las reformas estructurales que necesita el país.