Rafael Matesanz: «Los trasplantes no son un dispendio Al contrario permiten ahorrar»

Es doctor en Medicina y Cirugía, jefe de la Sección de Nefrología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y director de la ONT desde sus inicios hace ya más de dos décadas. Por ello se le considera el padre del alabado modelo español de donación y trasplantes.

El responsable de la coordinación de trasplantes en España viajó ayer hasta Valencia para dar una charla en el foro del congreso de la ILTS
El responsable de la coordinación de trasplantes en España viajó ayer hasta Valencia para dar una charla en el foro del congreso de la ILTS

-En su ponencia en el congreso de la ILTS expuso que el principal reto es incrementar el número de donantes.
-Y ahí tiene mucho que ver la donación a corazón parado, que debemos desarrollar. De hecho, ya tenemos siete centros en España que cuentan con un programa especial. El objetivo es que en unos años, todas las grandes ciudades cuenten con uno. Si no lo hacemos, las posibilidades de mantener nuestro nivel son nulas. Además, debemos mejorar todavía más la donación intervivos, pues es España apenas supone un porcentaje ínfimo.

-¿Hay ahora más pacientes en lista de espera?
-Afortunadamente las cifras se mantienen estables desde hace una década pese al incremento poblacional y la disminución de donaciones. 5.500 pacientes esperan un órgano (4.500, un riñón y unos 700, un hígado).

-¿Qué trasplante le gustaría ver hecho realidad?
-Me gustaría que fuéramos capaces de conectar las fibras que unen la médula ósea. Existen parapléjicos y tetrapléjicos porque no podemos conectar secciones de la columna y la médula. La revolución vendrá de la mano del trasplante de células madres.

-La sanidad valenciana será la primera en realizar un trasplante de piernas, (lo hará el equipo de Pedro Cavadas) ¿hay novedades?
-Estamos a la espera de un donante.

-¿Y hay muchos doctores Cavadas en España?
-Cavadas sólo hay uno (ríe). Es un grandísimo cirujano. Él abre caminos que otros siguen. Afortunadamente en este país tenemos varios equipos que pueden hacer trasplantes de cara o brazos, y lo han demostrado.

-¿Existen más reticencias a la hora de donar un órgano externo que uno interno?
-No lo hemos constatado. De hecho, en España, el tiempo de espera para conseguir una cara ha sido más corto que en otros países. Las piernas, sin embargo, están costando más, porque deben tener unas características muy especiales. El porcentaje de donantes que valen para ello es muy pequeño. Para empezar, tiene que de la provincia de Valencia, ya que el tiempo de respuesta es esencial.

-¿Cree que los últimos informes y alarmas sanitarias de la OMS le están haciendo perder credibilidad?
-Su problema es que es un gigante con muchas patas y, a veces, alguna de ellas, cojea. Pero eso ocurre en cualquier megaorganismo. Estos aspectos no pueden enturbiar su buen trabajo.

-¿Le asusta cuando desde los Gobiernos se habla de austeridad?
-No es miedo, es realismo. Cuando llueve, llueve para todos. Los trasplantes no son un dispendio, al contrario, es una buena manera de ahorrar en tratamientos. No es una medicina de lujo, pero si hay recortes, los habrá para todos. No nos vamos a librar.

-¿En contra o a favor del copago sanitario?
-Filosóficamente, estoy en contra. Es muy difícil que arregle el problema y además, sería injusto para mucha gente, porque este sistema atentaría contra los derechos de las personas con menos recursos.

Padre del modelo español
Es doctor en Medicina y Cirugía, jefe de la Sección de Nefrología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid y director de la ONT desde sus inicios hace ya más de dos décadas. Por ello se le considera el padre del alabado modelo español de donación y trasplantes.

Un sistema con más éxito
El congreso de la Sociedad Internacional de Trasplante de Hígado (ILTS) que acoge Valencia estos días fue el escenario elegido para presentar un sistema predictivo que permite establecer el mejor emparejamiento posible entre un donante y los receptores de un injerto hepático. Esto es posible gracias a una herramienta de inteligencia artificial que se aplica por primera vez en este tipo de intervenciones. El estudio ha sido coordinado por la Unidad de Trasplante del Hospital Reina Sofía y el área de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Córdoba.

El coordinador del proyecto «Madre», Javier Briceño, explicó que en la actualidad existen modelos diferentes que permiten calcular el riesgo con un determinado donante, y por otro lado, la probabilidad de morir en lista de espera, pero no un sistema global que calcule ambas circunstancias. Además, no se sabe qué donante es el que va a funcionar con mayor éxito entre los pacientes que esperan en la lista.