Las ventajas de ser número uno

Wimbledon cuida como nadie su historia y a sus campeones y Nadal puede atestiguarlo. Rafa goza de los privilegios de defender el título y de su condición de número uno en un torneo marcado hasta ahora por la lluvia.

Nadal saluda en la central
Nadal saluda en la central

Ningún día se ha cumplido íntegramente el programa de partidos salvo en la pista central, gracias a su techo corredizo. Ha habido jornadas con 90 partidos –el número total de partidos en los Masters 1.000 apenas supera los cien–, pero sólo los que se disputaban «indoor» se han desarrollado con normalidad.

Se puede alcanzar el primer fin de semana sin haber completado la segunda ronda y eso podría obligar a que la tradicional jornada de descanso del domingo se viera modificada. Nadal tuvo un segundo partido perfecto para seguir rodándose. Ganó en tres sets después de poco más de dos horas, reforzó las buenas sensaciones del primer día y bajo techo, que para su juego no es la mejor opción, terminó el partido en la red. Como manda la tradición. En tercera ronda le espera el luxemburgués Muller, que se aprovechó de la retirada de la sensación de la temporada, Raonic.

Tercera jornada (españoles y «top 10»): R. Nadal (Esp, 1) a R. Sweeting (EEUU), 6-3, 6-2 y 6-4; A. Murray (Gbr, 4) a T. Kamke (Ale), 6-3, 6-3 y 7-5; Robin Haase (Hol) a F. Verdasco (Esp, 21) 6-3, 6-4, 4-6 y 6-2; J: Goerges (Ale, 16) a A. Medina, 6-3 y 6-0 y M. J. Martínez a M. Niculescu (Rum), 6-3 y 6-0. Hoy (desde las 14:00, Digital +): N. Djokovic (Ser, 2)-K. Anderson (Rsa); R. Federer (Sui, 3)-A. Mannarino (Fra) y D. Ferrer (7)-R. Harrison (EEUU).