Zapatero pide a la oposición helena que avale el tijeretazo

Tras la fracasada presión de los líderes conservadores europeos a su correligionario griego, Antonis Samaras, para que su grupo apoye la próxima semana el plan de recortes del Gobierno heleno, ayer lo intentó José Luis Rodríguez Zapatero.

José Luis Rodríguez Zapatero, ayer, en Bruselas
José Luis Rodríguez Zapatero, ayer, en Bruselas

El presidente español, que tuvo que presentar el plan de austeridad más severo de la democracia tras la presión de Alemania, pidió a los conservadores griegos «responsabilidad» para que se sumen al nuevo tijeretazo que han impuesto el FMI y la UE, a cambio de desbloquear los 12.000 millones de junio que necesita Atenas para evitar el impago a mediados del próximo mes. La cumbre europea, concluida ayer, estuvo dominada no sólo por el pago de este quinto desembolso del rescate de 110.000 millones del pasado año. Los europeos también discutieron el segundo rescate que terminarán el próximo mes, y que contará con una cantidad similar. Zapatero indicó que, aunque «no es condición sine qua non» lo que suceda en el voto de la semana que viene para aprobar este salvavidas, «los líderes [europeos] tomaran nota de la actitud del Parlamento griego» ya que «es una llamada muy seria». Al ser preguntado sobre si Mariano Rajoy debería darse por aludido cuando la UE pide unidad frente a las reformas, comentó que «me habría gustado ver al PP y a Rajoy asumiendo esas responsabilidades, y no en la facilona tarea de votar en contra».