Europa

EL ANÁLISIS: Libertad vigilada

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

- ¿Estamos intervenidos «de facto»?
– Sí, está claro que España ha sufrido un rescate. Aunque no de la misma forma que Portugal, nuestro país se encuentra bajo una «libertad condicional vigilada».

- ¿El BCE nos está «apretando las tuercas» como a Italia?
– Hay unas exigencias por parte de los organismos europeos hacia España, pero hay medidas que el BCE puede pedir a Italia y no a nuestro país, ya que las condiciones, principalmente históricas, no tienen la misma complejidad, sobre todo respecto a la reducción de provincias y ayuntamientos. La complejidad autonómica que rige en el territorio español no se puede comparar a la de Italia, una nación mucho más joven y con menores problemas territoriales. La historia de España a este respecto es conocida por Europa, y por eso, no creo que las imposiciones lleguen desde este frente. Aun así, deberían ser las propias CC AA y el Gobierno los que redujeran, por iniciativa propia, el número de municipios, eliminando los menos rentables.

- ¿Qué otras condiciones sí pueden exigirnos?
– Los impuestos solidarios son algo que tarde o temprano le pedirá Trichet a España. Habría que aumentar los impuestos y reducir algunos servicios públicos. Por ejemplo, una posible medida sería la de aumentar el IVA, como ha ocurrido en Portugal.

- En cuanto a las reformas sanitarias adoptadas de Italia...
– Llegarán a España. El copago sanitario se instaurará en nuestro país, aunque más que por imposición se hará por disuasión.

- ¿Estamos ante una pérdida de soberanía?
– Sí, pero esa pérdida o cesión debería ser a conciencia. Habría que aprovechar este momento de crisis para crear una unidad fiscal europea.

- ¿Por qué el Gobierno guarda silencio?
– En España estamos en un momento preelectoral, y obligar al Gobierno a tomar esas medidas sería desfavorable de cara a la campaña. Por eso, lo mejor sería adelantar el adelantamiento de las elecciones.