Trueba Alberto Iglesias y Allen los candidatos españoles

Quién nos iba a decir que la primera vez que España optase al Oscar a mejor película iba a ser con un filme de Woody Allen.

La aventura francesa del más hipocondríaco de los directores, financiada al 50% con dinero de la productora Mediapro, como sus dos anteriores, ha gustado en Hollywood. Sus señorías académicos le han concedido a «Midnight in Paris» cuatro opciones de estatuilla. Además del premio gordo, opta también a mejor director, guión y dirección artística. Uno de los músicos más galardonados de nuestro cine, Alberto Iglesias, con nueve Goya, vuelve a optar al Oscar a la mejor banda sonora por «El topo», la adaptación del «best-seller» de John Le Carré, dirigida por Tomas Alfredson y protagonizada por Gary Oldman –que opta al premio de mejor actor–, Colin Firth y John Hurt. «No sé medir mis posibilidades, pero me gustaría que fueran muchas», explicó el compositor a Efe, que ya vivió esta sensación gracias a «El jardinero fiel». Iglesias se ha sentido especialmente cómodo con Alfredson: «Es la primera vez que trabajamos y quizá sea mejor que la segunda. Pero hemos tenido una relación muy fecunda y muy profunda. Con Pedro Almodóvar he ido haciendo mis mejores trabajos; con el tiempo, he ido entendiendo mejor su manera de ver el cine. Es como un territorio de caza en el que conozco sus movimientos», explica. Tiene una dura competencia en John Williams, doblemente nominado por los dos trabajos que ha firmado junto a Steven Spielberg, «Warhorse» y «Las aventuras de Tintín». Pero la gran sorpresa fue que «Chico y Rita» apareciera en la categoría de mejor cinta de animación, pues nunca un filme españolse había colado en la terna final. Fernando Trueba se enteró de la nominación justo cuando iba a empezar a comer. «Imagínate cómo ha sido». Ha estado todo el día trabajando: «Llego de currar y me he encontrado con esta fiesta». Lo celebra con alegría, ya es la segunda vez después de traerse a España una estatuilla por «Belle Epoque» en 1994. «Frente a estas situaciones de ser o no candidato a premio me vacuno: es decir, pienso lo mínimo, no hablo y no especulo». No ha visto el resto de cintas a las que se enfrenta, pero para el cineasta, con un nexo común: «Son filmes para niños, y yo veo películas infantiles excepcionalmente». Define «Chico y Rita» como una cinta de animación para adultos, «un cine más arriesgado, como el que se está haciendo en Francia, EE UU e Israel, muy interesante y se va haciendo un lugar», declara. ¿Y puede ser ésa la baza a su favor para conseguir el Oscar? «Pues no lo había pensado, pero quizá sí, es cierto. De lo que estoy seguro es de que está hecha con y por amor al cine y a la música, y con esoe juego». Pisará la alfombra roja con Mariscal, y también con Antonio Resines, productor asociado, que lo confirma al teléfono: «Yo me voy con Fernando donde sea», dice.

 

SORPRESAS Y VETERANOS
«Chico y Rita»
El homenaje al jazz latino de la década de los 40 y 50 de Trueba y Mariscal opta a mejor película de animación.
«Midnight in Paris»
Ésta es la tercera cinta de Woody Allen con capital español. Es la primera vez que nuestro país opta a mejor filme.
«El topo»
La colaboración de Alberto Iglesias con el director sueco de «Déjame entrar» le ha supuesto al músico español su segunda nominación al Oscar.