El Ayuntamiento aún debe iniciar un recorte de 673000 euros en alquileres

Patrimonio tiene pendiente la venta de viviendas municipales en la Barzola

El Gobierno local pretende iniciar en el presente ejercicio la regularización de viviendas municipales en la Barzola
El Gobierno local pretende iniciar en el presente ejercicio la regularización de viviendas municipales en la Barzola

SEVILLA- El Ayuntamiento se acerca al ecuador del ejercicio 2010 con el Presupuesto todavía al borde de la aprobación y, paralelamente, el Plan de Racionalización y Mejora de la Gestión del Patrimonio Inmobiliario a medio gas. Durante este año y el próximo, el objetivo municipal es reducir en 673.528,84 euros el abultado gasto en arrendamientos, pero de momento no hay datos sobre intervenciones concretas que hayan iniciado ese importante recorte.Según los cálculos de la Delegación de Patrimonio y Contratación, dirigida por el socialista Alberto Moriña, el Ayuntamiento empleó en 2009 casi un millón de euros –944.987,72 euros exactamente– en pagar los alquileres de oficinas y servicios «de interés social» y, en base al plan en ciernes, este área pretende que este gasto caiga en un 75 por ciento entre 2010 y 2012. De momento, el equipo de Gobierno prevé este año una reducción del 26 por ciento en los créditos consignados para abonar el arrendamiento de oficinas y otros servicios de interés social. Desde Patrimonio se asegura que ya se está actuando en la reubicación de unidades administrativas en edificios municipales, pero sin concretar las actuaciones emprendidas en este sentido.Aun así, este área se reafirma en sus planes de dedicar en 2011 al abono de alquileres de oficinas 271.458,88 euros, lo que representa una disminución del 61 por ciento respecto a 2010. Para 2012, último año de vigencia del Plan de Racionalización, el gasto previsto es de 175.267,6 euros, con un recorte del 35 por ciento respecto al ejercicio anterior.A la espera de lo que ocurra hasta la aprobación de las cuentas municipales de 2010, el efectivo cumplimiento de estas previsiones de ahorro en dependencias municipales resulta fundamental en un contexto de crisis y recortes generalizados en el gasto público. De hecho, otra medida incluida en el Plan de Racionalización obliga al Ayuntamiento a vender en los próximos tres años «un número» de las 427 viviendas y 46 locales de negocio, con el único objetivo de «librarse» de la «pesada carga que supone el mantenimiento y conservación» de estos bienes inmuebles.Al mismo tiempo, el equipo de Gobierno persigue «facilitar el acceso a la pequeña propiedad a los poseedores» de estas viviendas municipales y «regularizar situaciones anómalas de ocupación», empezando por los 369 pisos ubicados en la Barzola y teniendo en cuenta que estas dependencias «ya no cumplen las finalidades para las que fueron construidas». Lo mismo ocurre con los 46 locales comerciales que tiene el Ayuntamiento repartidos entre esta misma barriada –ubicada en la Macarena– y el Prado de San Sebastián.

El inventario, para 2012Patrimonio y Contratación también prepara una nueva aplicación informática «conciliada con el sistema de contabilidad municipal» para que la gestión de las propiedades públicas sea lo más transparente posible, pero hasta finales de este año no estará activada. Mientras, se están inventariando los bienes muebles, inmuebles y el patrimonio histórico-artístico municipal, incluyendo fichas de catálogo y valoración. El trabajo estará terminado a finales de 2011 y será accesible al público al año siguiente.