MENÚ
viernes 24 mayo 2019
17:48
Actualizado

El Tesoro coloca 9.980 millones en bonos, el doble de lo previsto y hasta un 29% más barato. La prima de riesgo cae un 6,07%, hasta 330 puntos

Los mercados aplauden las medidas de Rajoy

La propuesta firme y decidida del Gobierno de Mariano Rajoy por reducir el galopante déficit público de nuestro país tuvo ayer una gran acogida en el mercado. En la primera subasta de deuda del año, realizada tras conocer las medidas del gabinete popular para recortar el agujero de las cuentas públicas, el Tesoro logró duplicar las previsiones de colocación de bonos a tres, cuatro y cinco años.

  • Los mercados aplauden  las medidas de Rajoy

Tiempo de lectura 4 min.

12 de enero de 2012. 08:14h

Comentada
12/1/2012

Madrid- Con ésta, ya son tres las emisiones consecutivas en las que España logra captar más capital del previsto a un menor coste, todas bajo la batuta del nuevo Gobierno.
El Estado adjudicó 9.980 millones de euros en «papel» con los tres vencimientos antes citados, lo que supone duplicar los 5.000 millones, como máximo, que había pronosticado colocar el organismo que ahora dirige Íñigo Fernández de Mesa en un escenario favorable. La demanda de los inversores fue de 18.700 millones,  lo que implica multiplicar por 3,7 la cantidad prevista en un principio y por 1,9 veces el capital finalmente colocado.

Además, la emisión, que cubre el 11,6% de las necesidades de financiación a medio y largo plazo pronosticadas el miércoles por el Gobierno –86.000 millones– para todo el año, se realizó a un coste sensiblemente inferior al registrado en las subastas anteriores. En concreto, el interés a cinco años se redujo un 29% (del 5,56% precedente al 3,95%); a cuatro años cayó un 20,6% (del 4,89% al 3,88%) y a tres años se abarató un 12% (del 4,06% al 3,57%).

A cinco años, el Tesoro colocó 3.211 millones de euros; a tres años, 4.271 millones y a cuatro años, 2.498 millones. El coste total de la subasta será de 376,2 millones (el 3,77% del capital adjudicado) en concepto de intereses, que serán abonados a los inversores en los vencimientos previstos. La demanda de títulos fue en su mayoría extranjera, favorecida por la macroinyección de liquidez realizada por el BCE en diciembre.

El éxito de la subasta española coincidió con el de la italiana, que se enfrentaba al mercado tras la reunión de la canciller, Angela Merkel, con el premier transalpino, Mario Monti. El país captó 8.500 millones en deuda, el máximo previsto, con vencimiento a un año al menor coste desde julio de 2011, justo antes de que Italia se sumara al grupo de los países en riesgo ante el fuerte acoso de los mercados.

En concreto, el Tesoro italiano abonó un interés del 2,735%, la mitad que el abonado en la última emisión de este tipo.  Asimismo, adjudicó otros 3.500 millones en la subasta de un tramo de una emisión de deuda que vence el próximo mes de mayo por el que tuvo que ofrecer un interés del 1,644%, según informa Ep.

Con estos mimbres y las optimistas palabras del presidente del BCE, Mario Draghi, los mercados secundarios de deuda se decantaron por las compras. No en vano, Grecia ya pasó a la historia como principal preocupación de los «guardianes del euro», conscientes de que los principales problemas para el futuro de la moneda única son Italia y España, por su peso en la economía de la eurozona y por su carácter de países con enorme riesgo sintémico. Que ambos estados cubrieran sus necesidades de financiación a intereses aceptables fue, sin duda, una buena noticia.

La prima de riesgo de España llegó a descender a media sesión hasta los 324 puntos básicos, y despidió la jornada en los 330 puntos, un 6,07% menos que en la víspera, con el interés del bono a diez años en el 5,13%. El diferencial de Italia, por su parte, cayó por debajo de los 500 puntos básicos por primera vez en las últimas tres semanas y cerró en 480 puntos. El rendimiento del bono transalpino se situó en el 6,63%.

El euro también acogió las subastas con ganancias, y se revalorizó un 1,1% respecto al dólar hasta 1,284 «billetes verdes».

 

Las claves
1.- MÁS CAPITAL
El Tesoro cubre con una sola subasta el 11,6% de las necesidades financieras de 2012.
2.- MENOR INTERÉS
Es la tercera vez que el Estado reduce el coste de su deuda para atraer a los inversores.
3.- PRIMA DE RIESGO
Desde que Rajoy llegó al poder, el diferencial de España con Alemania se ha reducido un 25,2%.
4.- EL PAPEL DEL BCE
La macroinyección de liquidez ha elevado el capital disponible para comprar deuda.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas