La mejora de la Sanidad pasa por el paciente

La asesoría especializada a los enfermos sobre su patología aumenta su satisfacción con los tratamientos médicos y reduce costes innecesarios al sistema, según «The New England Journal of Medicine» 

La mejora de la Sanidad pasa por el paciente
La mejora de la Sanidad pasa por el paciente

En una de sus célebres máximas, Aristóteles defendía que siempre es más feliz el que más sabe, y la Sanidad parece darle toda la razón. Un paciente mejor informado sobre su proceso y sobre cómo gestionarlo ante el gran «Leviatán» en que se ha convertido la estructura sanitaria obtiene mejoras perceptibles en su estado de salud, alcanza un mayor grado de satisfacción en lo que se refiere al tratamiento y, encima, puede ahorrarle costes al Estado por la vía de un uso eficiente y racional de los recursos. De hecho, la experiencia demuestra que gastar más en cuidados médicos no proporciona siempre mejores resultados clínicos, pudiendo incluso ser contraproducente para el enfermo.


Bajo esta filosofía, se ha asentado en España Health Dialog, una compañía del Grupo Bupa cuya matriz se encuentra en Boston y que, de momento, presta servicios a los pacientes de Sanitas. En breve, también trabajará en el área valenciana de Manises. Los datos la avalan, y la mejor prueba de ello es un estudio que acaba de publicar la revista «The New England Journal of Medicine», elaborado por David Wennberg, una de las mayores autoridades en el análisis de la variabilidad clínica.


La investigación evalúa el efecto de la asistencia telefónica sobre los costes médicos y el uso de los recursos en 174.120 personas, utilizando como contacto con ellos asesores en salud. A los pacientes se les dividió en dos grupos: uno recibió apoyo «normal» frente al otro, que tuvo apoyo «mejorado». Al cabo de un año, los gastos mensuales medios tanto médicos como farmacéuticos fueron un 3,6 por ciento inferiores en el grupo que recibió ese apoyo especializado, aunque el mayor ahorro –de un 10,1 por ciento– se produjo en las hospitalizaciones. El estudio demuestra que la asistencia telefónica controla los costes y mejora la atención prestada, sin adulterar la decisión del paciente sobre cómo gestionar su enfermedad. Se trata de ayudarles a ejercer el derecho a estar informados, sin sesgos de ningún tipo, en palabras del doctor Alberto Puig, del Hospital de Massachussets
 
Diálogo con el médico
El sistema introducido por Health Dialog en España es similar, y se basa, de acuerdo con la compañía, en la premisa de prestar un apoyo aséptico al paciente de cara a la toma de decisiones. Con ello se estimula la capacidad de autocuidado y la mejora de la comunicación con el médico. Al final, diferentes estudios demuestran que los enfermos se mueven con mayor agilidad en el sistema, obtienen mejores resultados en salud y reducen la frecuenciación innecesaria a los centros sanitarios.


Uno de los campos en los que, posiblemente, mejor se aprecia tal mejora gestora es en el de las patologías crónicas, según un estudio elaborado en España por la compañía con 1.300 personas entre mayo y junio de 2010. En total, tres de cada cuatro encuestados no se sienten suficientemente informados sobre los avances y novedades de estas enfermedades, mientras que un 92 por ciento de los sondeados sostiene por su parte que un servicio personalizado de asesoría telefónica contribuiría a mejorar la atención que ofrece la Sanidad pública. En total, a un 96 por ciento de los sujetos les gustaría que el sistema les ofreciera este tipo de servicio.
Health Dialog cuenta ya en España con un sistema de asistencia telefónica a cargo de enfermeras y es responsable del programa de asesoría personalizada «Sanitas responde». En total, gestiona más de 100.000 llamadas y asesora a 16.000 pacientes. Según informa la compañía, en 2011 tiene previsto expandirse mediante varias iniciativas en el Sistema Nacional de Salud, aprovechando su experiencia en las patologías crónicas.