Eres un demonio

Dirección: Dominik Moll. Intérpretes: Vincent Cassel, Déborah François, Sergi López, Jordi Dauder. España/Francia, 2011. Duración: 101 minutos. Thriller

El género fantástico europeo está de enhorabuena con el nuevo filme de Dominik Moll (cineasta que siente una morbosa atracción por los juegos ambiguos y peligrosos, véase «Harry, un amigo que os quiere» o «Lemming»), adaptación de la novela homónima escrita por Matthew Lewis en el siglo XVIII y una cumbre de la literatura gótica. Sí, tremendamente gótica, oscura, espesa y malsana es la película, esta bajada a los infiernos desproporcionadamente cruel y literal de un misterioso religioso vencido por la lujuria y el pecado. Nunca mejor dicho: Vincent Cassel, ese actor de físico tan poderoso que todavía no cuenta, sin embargo, con la película de su vida, pone toda la carne en el asador para dar vida al protagonista en este extraño filme de ritmo exasperante por parsimonioso, aunque poseedor de imágenes de una extraña y turbadora belleza, como aquella del inquietante novicio parapetado tras una máscara dorada que mira arrobado a una escultura con la cara desfigurada. Buñuel sentía fascinación por la novela; bueno, no resulta demasiado complicado imaginar los motivos. Moll, que lo sabe, empapa ciertos tramos del filme (como, por ejemplo, el final, con un luciferino Sergi López ) con la esencia del aragonés, aunque, claro está, en manos de aquel cabezota director la historia de San Ambrosio nos habría dejado fríos. Y todavía más desconcertados.