Los detenidos por el ataque al casino de Monterrey debían incendiarlo

Desalojar e incendiar. Los cinco detenidos por el ataque del pasado viernes contra el Casino Royale de Monterrey, en México, en el que murieron 52 personas, han confesado que la situación se les fue de las manos y no pudieron evitar que ardiera el casino con gente dentro.

Los detenidos por el ataque al casino de Monterrey debían incendiarlo
Los detenidos por el ataque al casino de Monterrey debían incendiarlo

Asimismo, mientras que las fuerzas de seguridad continúan buscando a más personas implicadas, el dueño del local se encuentra en paradero desconocido después de haber huido del país y las autoridades federales han dado una orden de búsqueda y localización.

Los cinco miembros del cártel de Los Zetas tenían una orden de sus superiores de desalojar e incendiar el casino. Sin embargo, el ataque se saldó con la muerte de 52 personas y otras 10 heridas ya que, según han confesado, la situación se les fue de las manos y no pudieron evitar que hubiese gente dentro.

El gobernador del estado mexicano de Nuevo León, Rodrigo Medina, ha facilitado esta información durante la presentación a la presna de los detenidos, que han aparecido vestidos con chaleco naranja y custodiados por agentes armados de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Además, Medina ha explicado que los sicarios utilizaron gasolina, descartando que el ataque se perpetrase únicamente con granadas de mano y ha mostrado ocho vehículos confiscados a Los Zetas, dos de los cuales aparecen en la grabación realizada por una de las cámaras de seguridad del casino momentos antes del ataque.

Asimismo, el gobernador también ha facilitado su identidad a los periodistas, hasta ahora desconocida. Así, los detenidos son Luis Carlos Carrasco, alias 'El Chihuas'; Juan Angel Flores, 'El Casillas'; Julio Tadeo Berrones, 'El Julio'; Javier Alonso Martínez, 'El Javo'; y Jonathan Jahir Reyna, cuyo alias no ha revelado.

En la presentación de los detenidos, el procurador estatal, Adrián de la Garza, ha explicado que al menos hay otras doce personas implicadas, de las cuales se conocen los nombres y alías completos.

Orden de búsqueda al dueño del local
A fin de esclarecer los hechos, De la Garza ha informado, junto al subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la Procuradoría General de la República (PGR), José Ciutlánhuac Salinas Martínez, que el dueño del casino incendiado, Raúl Rocha Cantú, se encuentra en paradero desconocido, a pesar de que las autoridades estatales y federales le ordenaron dar parte de presencia, por lo que habrá que esperar para saber los motivos que llevaron al ataque.

Según de la Garza y Salinas, Rocha ha huido del país, información que consideran segura puesto que "compareció con nosotros el piloto del avión que lo sacó del estado"y han señalado que la Policía Federal, que trabaja "en toda la República", está realizando investigaciones al respecto.

Además, la PGR "está ejerciendo las acciones legales y pertinentes para ese efecto". "La orden es de búsqueda y localización, lo que se pretende es precisamente lograr su comparecencia, a fin de dilucidar la responsabilidad que pudiera o no tener con relación a los sucesos que estamos investigando", ha reseñado Salinas.