Rajoy tiende la mano pero el PSOE seguirá con su campaña en la calle

MADRID/SEVILLa- Griñán admitió ayer, tras salir de su cita con Rajoy, que había encontrado «receptivo» al presidente del Gobierno ante sus propuestas. Es el primer paso para apaciguar un clima de confrontación sin tregua entre el Ejecutivo central y autonómico desde que Zapatero dejó La Moncloa. Hoy, por ejemplo, en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que participan todas las comunidades autónomas será la primera piedra toque de este nuevo clima político. Pero no la única.

Mientras Rajoy y Griñán escenifican el acercamiento, el PSOE andaluz, con el presidente de la Junta como secretario general, ha puesto en marcha una campaña de comunicación en las ocho provincias en la que responsabiliza al presidente del Gobierno de los recortes y de la asfixia financiera de las administraciones. «Las tijeras de Rajoy no podrán recortar la dignidad de Andalucía» es el enunciado de una polémica acción que el presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, pidió ayer que se retire como símbolo de esa «nueva etapa» abierta entre ambas Administraciones.

La principal reclamación de Griñán no es una cuestión bilateral. La financiación es un problema de todas las administraciones. Por tanto, cualquier decisión del Ejecutivo, como flexibilizar los objetivos de déficit y compartir el punto extra concedido por Bruselas, afectaría a todas las comunidades. El presidente de la Junta expuso en Madrid lo que lleva pregonando en Andalucía: que sólo con ese detalle se aliviarían las arcas autonómicas ya que el déficit autonómico se cifraría este año en el 2,3 por ciento del PIB en lugar del 1,5 actual –el del Estado sería del 3,8 y no del 4,5–.

No fue la única sugerencia que le trasladó el jefe del Ejecutivo. El sistema de financiación autonómico, aprobado por el Gobierno de Zapatero con el apoyo de la Junta, perjudica a Andalucía. También a Canarias, Murcia, Castilla La Mancha y Valencia. Griñán pidió que se reúna una comisión de evaluación para que analice su aplicación y ofrezca soluciones. En este punto, insistió en que el pacto fiscal que reclama Cataluña no puede suponer un desequilibrio con el resto de las regiones.

El jefe del Ejecutivo andaluz defendió ante Rajoy a solvencia de Andalucía y recalcó que «en este momento» no va a hacer uso del fondo de liquidez autonómico, el conocido rescate que sí han formalizado Murcia, Valencia y Cataluña. Eso sí, matizó: «Vamos a ver cómo evolucionan los mercados financieros», dijo.

Lo que sí se lleva bajo el brazo Griñán es la demandada conferencia de presidentes autonómicos, que será en septiembre, según le trasladó Rajoy. La cita debe servir para analizar «ingresos y gastos» de las regiones y trasladar una imagen de «unidad». Además, se podrá apuntar un tanto ante Rubalcaba, al que en muchas ocasiones ha parecido dictarle el modelo de oposición.

El encuentro «cordial y distendido» no sirvió para desbloquear varios de los recursos judiciales cruzados entre ambas administraciones. Griñán le trasladó a Rajoy las «bondades» de la subasta de fármacos, pero serán los tribunales los que decidan sobre las distintas causas abiertas. «No hay que politizar los temas jurídicos», esgrimió el presidente andaluz.

 

IU, a lo suyo: ve a Rajoy «servil» con la troika y anuncia sus delegados
 Mientras la Junta y el PSOE atemperaron su discurso, IU siguió ayer a lo suyo. El portavoz en el Parlamento de la coalición, José Antonio Castro, aseguró que Griñán ,debió expresar a Rajoy la «inviabilidad» del modelo del PP para hacer frente a la crisis económica. En declaraciones a Europa Press, Castro indicó que «el respeto hay que tenerlo siempre, pero también la confrontación de ideas». El portavoz de IULV-CA señaló además que ve un «compromiso muy firme de Rajoy con la troika, cuyos planes sigue de manera servil su Gobierno». No es la única decisión «por libre» que tomó la formación de izquierdas. Hoy, el Consejo de Gobierno aprueba la reestructuración de la administración periférica de la Junta y nombra los delegados provinciales. IU, anticipándose a que se hagan los nombramientos, confirmó ayer varias de las personas que ocuparán sus cargos. Los izquierdistas elegirán a los delegados provinciales de Fomento y Vivienda y Turismo y Comercio y nombrará un coordinador de vicepresidencia. Granada Santos y José Manuel García en Sevilla o Pedro García y Marisantos Córdoba en Córdoba son algunos de los elegidos.