Un rayo de esperanza por Antonio Sola

La Razón
La RazónLa Razón

V enezuela vive hoy una jornada electoral histórica en medio de la convulsión del régimen chavista, sometido a las presiones del cáncer que afecta a quien ha encabezado la nación los últimos 13 años, Hugo Chávez Frías. No sólo habló del cáncer en su salud, sino también del cáncer incrustado en el cuerpo de la nación: la corrupción, 20.000 asesinatos anuales (2.500cuando llegó el Comandante), narcotráfico, crimen organizado, déficit de más de dos millones de viviendas y un sistema bolivariano de países mendicantes a los que Chávez les entrega petromillones de dólares. Estos son algunos de los síntomas de la metástasis de uno de los países más ricos del mundo, bendecido con reservas de oro negro para los próximos –al menos– 200 años.

Lo único que puede erradicar de cuajo ese cáncer es el éxito hoy de las elecciones primarias que la oposición venezolana ha organizado. Tres precandidatos con posibilidades de enfrentarse a Chávez el 7 de octubre: María Corina Machado, diputada de la Asamblea, una mujer fuerte y firme; Pablo Pérez, gobernador de Zulia, miembro del fracasado sistema político de la IV República; y Henrique Capriles, gobernador de Miranda, joven, ex preso político y el que cuenta con las mayores posibilidades de ganar las primarias.

El que gane contará con posibilidades de vencer la elección presidencial si hace frente a las mentiras de un régimen que ha sumido a los venezolanos en los albores de una cuasi guerra civil. La Venezuela de hoy se extingue sin lugar a dudas. Y eso, sólo eso, es ya un rayo de esperanza para todos los que amamos esa hermosa tierra.

 

Antonio Sola
Estratega político y socio de OstosSola