Libros

«Las mujeres se han aficionado a la batuta»

Mercedes PadillaProfesión: directora de orquesta.Nació: en Madrid (no dice el año).Por qué está aquí: la Orquesta de Cámara Villa de Madrid, que fundó y dirige, cumple ahora 25 años.

 
 

-Su orquesta cumple 25 años. Felicidades.
-Gracias. Para una orquesta privada es difícil llegar al cuarto de siglo.

-Me imagino que hubo momentos difíciles en el camino...
-Los comienzos fueron duros: no querían una directora de orquesta en el Teatro Real. Pusieron muchos obstáculos. Al final, pude actuar el 5 de noviembre de 1985.

-¿Quiénes no querían?
-Los propios músicos, por ejemplo. No les gustaba una mujer en el podio.

-Bueno, parece que las cosas han cambiado...
-Rotundamente. Ahora nadie se plantearía obstaculizar mi presencia en el Real ni en ningún sitio.

-No recibe subvenciones...
-No, y subsistir sin ellas es un milagro. Sobrevivimos por la calidad de nuestro trabajo. Y por la ilusión que ponemos en él.

-La dirección de orquesta sigue siendo terreno masculino...
-Sí, pero cada vez menos. Soy catedrática de Dirección de Orquesta en el Conservatorio Superior de Madrid y tengo muchas alumnas. Las mujeres se han aficionado a la batuta.

-Y usted, ¿qué tal se dirige a sí misma?
-Bien. Yo siempre he hecho lo que he querido. Soy Tauro: peleo hasta el final por lo más difícil. Me van los retos.

-¿Se ve audaz?
-Peleo por lo que quiero hacer y sé hacer. No me atrevería a dirigir una central nuclear, pero la música es lo mío.

-¿Diría que los hombres han perdido carácter y lo han ganado las mujeres?
-No. Lo que sucede es que la mujer se ha hecho más visible, y ahora se le ve más el carácter, o la fuerza, o el empuje. Se nos ve más todo.

-No sé si dirigir una orquesta es casi como dirigir un país...
-Creo que es más difícil dirigir un país, pero, por lo que veo, no hace falta estudiar tanto como para dirigir una orquesta.

-¿Quiénes serían los independentistas en una orquesta?
-Si hay independentistas es que el director no sirve para nada.

-Directora-presidenta, ¿quién es su oposición?
-La propia orquesta, si percibe que no puedes con ella.

-Es proverbial el mal genio de algunos directores...
-No me gustan los directores con mal genio que chillan a los músicos, y los hay. A mí no me hace falta gritar. Es más efectiva la sonrisa.

-Ya: batuta de hierro envuelta en seda...