Arranca la ofensiva contra el tabaco con el apoyo del PP

Los populares pedirán una moratoria para los hosteleros y terapias de deshabituación a cambio de su respaldo.

Restaurantes o bares con el cartel de prohibido o permitido fumar.
Restaurantes o bares con el cartel de prohibido o permitido fumar.

Madrid- La reforma es una «chapuza» que el Gobierno ha ideado para saltarse el debate que acompaña a una modificación legislativa de este calado. Además, la prohibición de fumar en los lugares públicos causará estragos en el sector de la hostelería, ya castigado por la crisis y no reducirá el número de fumadores. Ésta es la postura del Partido Popular sobre la Ley Antitabaco. Sin embargo, en un intento de «buscar más lo que nos une que lo que nos desune» (en palabras del portavoz de Sanidad, Mario Mingo), el Grupo Popular en el Congreso votó ayer a favor en la toma en consideración de la proposición de ley que eliminará el tabaco de todos los bares y restaurantes. La propuesta, firmada por el PSOE y el grupo de IU, ERC e ICV, y redactada por Gaspar Llamazares, pasó el trámite por unanimidad.Con el apoyo del PP y del resto de grupos parlamentarios, ayer arrancó la ofensiva antitabaco, que el Gobierno quiere culminar el próximo 1 de enero, con la entrada en vigor de la ley. Así lo reiteró ayer la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, quien «confió» en mantener esta fecha. La oposición ha prometido no ponérselo fácil, aunque de momento todo han sido acuerdos. Fuentes del Grupo Popular aseguraron ayer a este periódico no tener «ninguna prisa» porque la norma entre en vigor. Por ello, pedirán la comparecencia en la Cámara Baja de todos los sectores afectados: hostelería, industria tabaquera, sociedades científicas, ex fumadores... Además, el PP estudia reclamar «algún tipo de moratoria» para la hostelería. El diputado Santiago Cervera explicó a LA RAZÓN que, «dado que la UE no exige hasta 2012 la eliminación del tabaco en lugares públicas, podría establecerse un periodo transitorio». En este sentido, Mingo reprochó al PSOE proponer medidas «drásticas e irracionales en relación al empleo». A ello, la socialista Pilar Grande, encargada de defender la propuesta, respondió que no se prevén repercusiones importantes en el sector del ocio, una previsión muy distinta a la de la hostelería, que cree que perderán un 10 por ciento de sus ventas. Terapias para adictosOtra de las exigencias del PP para respaldar la norma en los próximos trámites será la financiación de terapias antitabaco, así como una mayor dedicación a la prevención del tabaquismo en jóvenes. Tal y como adelantó LA RAZÓN, el Ministerio de Sanidad ya ha encargado un informe sobre el coste de estas medidas, pero la crisis y los recortes sanitarios dificultan que estas propuestas puedan salir adelante. Lo que sí está incluido en la propuesta son los «clubes de fumadores». Y es que, como muchas de la leyes socialistas, ésta tiene su «coladero»: los locales de ocio que adopten esta fórmula podrán permitir fumar. La propuesta, que ha levantado ampollas entre los expertos en salud pública, también contará con el apoyo del PP.

Peligran más de 100.000 empleos- La reforma de la Ley Antitabaco que arrancó ayer en el Congreso podría provocar el cierre de 30.000 establecimientos y la pérdida de hasta 100.000 puestos de trabajo en toda España. Así lo aseguró a Ep el secretario general de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades Recreativas Musicales Joaquím Boadas. - La Cámara de Comercio de Madrid prevé unas pérdidas en el sector de la hostelería de 13.000 millones de euros durante 2011, que será el primer año de aplicación de la nueva normativa.