Europa

La privatización compromete la eficacia del servicio

El consorcio formado por Airbus e Inaer tiene un problema entre manos difícil de solucionar. Airbus ha asumido el mantenimiento de las seis aeronaves de AEAT. El mal estado de conservación ha provocado muchos contratiempos y ha dificultado el proceso de cambio de matrículas. Así, la única aeronave disponible está a la espera del permiso de vuelo definitivo para poder operar, una tarea que tenía que haberse iniciado hace cuatro días.

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN CONTENIDOS RELACIONADOS

Además, Inaer tiene que formar a los pilotos, que no tienen experiencia en la lucha contra el narcotráfico.
La cuestión más problemática es la efectividad del servicio. De momento, Inaer sólo dispone de una base desde la que operar para controlar todo el territorio nacional. Está previsto que en los próximos meses se habiliten dos bases más: una en Cádiz (costa andaluza) y otra en Galicia (Cantábrico y Azores), que se sumarían a la de Alicante (Mediterráneo y sur de Francia). Una vez que se complete el proceso, el consorcio tendrá dificultades para mantener las tres operativas porque sólo dispone de cinco aviones. La dinámica de vuelo obliga a realizar paradas técnicas de forma habitual. Para seguir operando, tiene que haber un avión de repuesto por base, lo que implicaría que AEAT incorporara una aeronave más al servicio. En caso contrario, habría alguna zona que se quedaría sin poder realizar labores de vigilancia durante el tiempo que el avión estuviera parado en el hangar.


Fechas clave
Febrero de 2010
- El Consejo de Ministros aprueba una partida de más de cinco millones de euros para convocar un concurso sobre la privatización de la operación de vuelos del Servicio de Vigilancia Aduanera.
Nicolas Sarkozy
- Fue el secretario judicial, y no el fiscal, quien tomó declaración a los cinco detenidos, el pasado sábado 10 de junio.
Agosto DE 2010
- La Agencia Tributaria firma un acuerdo con el consorcio Airbus Military-Inaer para cambiar el modelo de gestión. El acuerdo incluye la obligatoriedad de instalar una cámara térmica fija y otra móvil para poder operar de noche. Hasta ahora, sólo se trabajaba durante las horas de sol.