El Gobierno tacha de «pesimista» al FMI y no corregirá su previsión del PIB

El Gobierno aseguró hoy que el Fondo Monetario Internacional (FMI) hace previsiones "pesimistas"que "no comparte"el Ejecutivo y confirmó que no tiene intención de corregir a la baja la previsión de crecimiento del PIB estimado en el 1,3 % para 2011.

Así lo dijo, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, en rueda de prensa, tras avanzar que el déficit del Estado se situó en el 5,1 % en 2010 y habrá "holgura"suficiente para cumplir con el objetivo de déficit público del 9,3 % estimado para todas las administraciones del Estado.


Salgado dijo que los datos del último trimestre del año pasado "apuntan"a la senda de mejora del PIB y añadió que el FMI "no identifica el momento de inflexión de la economía española".
El FMI pronosticó hoy que España crecerá un 0,6 % en 2011, frente al 1,3 % que prevé el Gobierno, lo que supone 0,7 décimas menos de crecimiento.


Salgado confirmó que el Ejecutivo mantiene su pronóstico y que a lo largo del año el Gobierno "no tiene previsto"corregir ese dato, "no es nuestra idea", aseveró. Criticó que en los dos últimos años el FMI "ha sido más negativo que la realidad"y recordó que en 2009 previó una caída del PIB para 2010 del 0,7 %, y finalmente -en su opinión- se reducirá en torno a un 0,2 %.


Dijo que se trata de medio punto de diferencia, "casi el mismo medio punto que hay entre el 0,6 % que prevé ahora y la estimación del Ejecutivo". Explicó que el FMI hace una estimación de las exportaciones españolas que "está lejos de lo que finalmente será", por lo que auguró un crecimiento de las ventas españolas en el exterior del 14 %. "Esto sólo quiere decir que el FMI hace previsiones pesimistas que el Gobierno no comparte", apostilló tras confiar en que las reformas estructurales emprendidas por el Ejecutivo garantizarán el crecimiento de la economía.