Perico Pastor quemará los cuadros que no ha vendido

Una prueba realizada por Pastor en su estudio quemando su obra
Una prueba realizada por Pastor en su estudio quemando su obra

Barcelona-Esta noche hay muchas ofertas para celebrar la noche del fuego, para conmemorar la verbena de Sant Joan. Probablemente la más original sea la que se prepara en la galería de Barcelona Art & Design, en la calle Almogàvers. El pintor Perico Pastor presenta sus obras en este espacio, pero esta noche aquellas que no han encontrado vendedor serán quemadas en el patio interior de esta galería. Las obras representan a tamaño natural a varios personajes anónimos, todos ellos realizados con trazos rápidos de tinta negra en papel japón como soporte. Pastor, en declaraciones a LA RAZÓN, aseguró ayer que «primero se me ocurrió la idea de hacer esto y me gustó, pero sin tener un por qué claro. Con esto no quería hacer nada estrambótico sino algo divertido».El pintor, como a él le gusta decir, ha lanzado al ruedo casi una treintena de dibujos de gran formato. «Es también una propuesta que llega en una época de crisis, un tiempo en el que la gente se lo piensa mucho antes de comprar arte», dijo el artista. Pero el público por el momento ha respondido a esta propuesta porque ya se han vendido una docena de obras. Lo que no le espanta a Perico Pastor es quemar su trabajo, «porque una vez acabe todo esto seguiré trabajando. Como tengo raíces valencianas hay en el proyecto un sentimiento de optimismo, pero también es un acto de creación porque la obra se transforma en cenizas. Será un instante inolvidable».Tampoco se busca en esta exposición llevar a cabo una protesta. En este sentido la «perfomance» propuesta tiene tras de sí un proceso laborioso de trabajo: la ejecución de las pinturas y el envío de la obra final a numerosos contactos a través de una página web (http://fartdesignbarcelona.blogspot.com/). Todo ello con el objetivo de compartir la obra de arte antes de ser destruida para siempre. La experiencia por ahora le está resultando «muy satisfactoria. Estoy contento porque lo que estamos tratando de hacer es animar a la gente sin ser apocalípticos. Les estamos ofreciendo cosas interesantes. Esto no es ninguna una payasada. Me divierte cuando me preguntan si estoy haciendo marketing a lo bonzo».Perico Pastor no aprovechará las cenizas para construir nuevas obras. Sí considera que el público que asista esta noche a esta peculiar verbena disfrutará de un fuego rápido, de casi tres minutos, una operación en la que será ayudado por sus hijos. Eso sí, dos obras serán indultadas del purificador fuego por cuestiones solidarias: una irá para la Cruz Roja de Lleida y otra para el polifacético Màrius Serra.