El Govern sólo consigue 69 millones de los 888 previstos en privatizaciones

Está pendiente de la venta de los Túneles de Vallvidrera y Aigües Ter Llobregat

La Generalitat contaba con obtener esos 888 millones este año pero no contaba con tantas dificultades
La Generalitat contaba con obtener esos 888 millones este año pero no contaba con tantas dificultades

BARCELONA- Como una familia que ante la falta de liquidez y unos ingresos que no dejan de menguar decide poner a la venta su segunda residencia y uno de los dos coches, la Generalitat decidió poner en venta varias de sus propiedades para rebajar su déficit. Pero lo que parecía una buena idea, incluso lógica, se ha convertido, con el paso de los meses y la agudización de la crisis, en una quebradero de cabeza para el Govern. Más aún, en otra preocupación. De los 888 millones de euros que el Govern tenía previsto ingresar en las arcas públicas a lo largo de este ejercicio presupuestario, sólo han logrado 69 millones hasta la fecha.

Si bien es cierto que, tal y como señalan fuentes de la conselleria de Economía y Finanzas a Efe, a día de hoy están en marcha dos procesos de privatización clave en los objetivos recaudatorios. Concretamente, la privatización de los Túneles de Vallvidrera y del Cadí y de Aigües Ter Llobregat. Ahora bien, ¿en qué quedarán esas ventas ante el inminente avance electoral? De hecho, y ante las dificultades de encontrar compradores, la Generalitat ya se ha visto obligada a ampliar el plazo de venta e, incluso a suavizar, las condiciones. Así, la oferta por Túneles de Vallvidrera y del Cadí salió con un precio de 430 millones a desembolsar en dos plazos. El 70 por ciento inicial en el momento de la adjudicación de la concesión a 25 años y el 30 por ciento restante el año después. Sin embargo, a mediados de agosto, Economía suavizó los plazos del segundo pago dilatándolo hasta el año 2017, lo que obligó, asimismo, a ampliar el periodo para presentar ofertas. Abertis es la única compañía que se ha presentado como pujadora para la compra de los túneles.

Por otro lado, la Generalitat puso a la venta la empresa responsable de la explotación de las potabilizadoras de Barcelona y el área metropolitana, Aigües Ter Llobregat, por un precio de 1.000 millones a desembolsar en dos plazos, 400 millones en un primer momento y otros 700 durante 50 años de concesión. Pero, en esta venta, el Govern también se ha visto obligado a modificar. Así, la adjudicataria deberá entregar 300 millones de euros inicialmente y contará con 50 años para pagar 700 millones de euros restantes. Cabe señalar que Aigües Ter Llobregat arrastra una deuda nada desdeñable –de 679 millones–. En 2011, cerró con pérdidas de 34 millones. Además, la compañía debe unos 104,6 millones a proveedores. La operación ha interesado a las principales compañías del sector, que tienen hasta el 5 de octubre para presentar sus ofertas después de que la Generalitat ha ampliado el plazo en dos ocasiones.

Con todo, los 69 millones que sí ha logrado arañar la Generalitat responden a la venta de tres edificios. Por un lado, se ha desprendido de la sede del departamento de Territorio y Sostenibilidad, operación que supuso un ingreso de 52 millones. Por otro, el Govern ha conseguido vender otros dos edificios por valor de 17 millones. Sin embargo, a la Administración aún le quedan otros 17 inmuebles por un valor total de 343 millones que quiere vender..