Un voto de confianza por Antonio SANZ

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los andaluces hablaron el pasado domingo en las urnas y apostaron por el cambio político en Andalucía. La trascendencia de los resultados electorales del 22-M se basa en la eficacia de gestión de los ayuntamientos gobernados por el Partido Popular. En 1995 el cambio llegó a Andalucía desde las capitales, en el 2000 a la costa y en estos comicios el modelo de gestión del PP se extiende como la pólvora a las ocho capitales y a 22 ciudades importantes, al tiempo que ha dado un paso de gigante en los municipios del interior.

La puerta del cambio se ha abierto en Andalucía. Asumimos con serenidad, humildad y responsabilidad la victoria en cinco diputaciones, que servirán como referente de la micro-política que el PP andaluz quiere llevar a todas las administraciones y que se basa en la creación de empleo, la transparencia, la austeridad, la igualdad de oportunidades y el gobernar para todos.

Muchos andaluces han vuelto a depositar su confianza en los alcaldes populares que ya gobernaban, mientras que otros ciudadanos por primera vez han confiado en el partido de la calle para dar un cambio de rumbo a las políticas fracasadas, agotadas, prepotentes y despilfarradoras que ofrecen los socialistas. El trasvase de votos del PSOE al PP es obvio y a la vez una victoria de carretera y manta que el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, y todos los dirigentes populares han llevado a cabo con trabajo, esfuerzo y dedicación durante un largo periodo, en el que hemos palpado la realidad de los andaluces y sus problemas estando en la calle y ganándonos su confianza.

Al PSOE ya no le sirve la estrategia de meter miedo a los andaluces. La ciudadanía se ha rebelado y ha depositado el testigo de la confianza en un partido de centro, andalucista y moderado que por primera vez en la historia de la democracia en Andalucía ha sido la fuerza política más votada. Hemos hecho historia y recogemos con agradecimiento, humildad e ilusión la responsabilidad de ejecutar profundas reformas en nuestra tierra para luchar contra la crisis económica y la lacra del paro.

El cambio ya ha comenzado, lo ha elegido el pueblo al gritar que Andalucía no pertenece a ningún partido sino que es en propiedad exclusiva de los andaluces. Por esto, gobernaremos para todos con transparencia y austeridad, aplicando políticas eficaces y acertadas para salir de la crisis, crear empleo y situar a Andalucía y a los andaluces donde nos merecemos: A la cabeza de Europa.


*Antonio Sanz es el secretario general del PP-A