Barenboim recibe el Premio de la Paz de Westfalia como «activista pacífico»

El director argentino-israelí Daniel Barenboim recibió hoy el Premio de la Paz de Westfalia en Münster (oeste de Alemania) en reconocimiento a su condición de "activista pacífico"y de apuesta por la reconciliación entre árabes e israelíes.

"Le debemos este reconocimiento, en tanto que activista pacífico en el mejor sentido de la palabra", afirmó el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, al entregarle el galardón por su labor al frente de la orquesta West-Eastern Divan, formada por jóvenes judíos, musulmanes y cristianos.

Al recoger el premio, dotado con 50.000 euros, Barenboim recordó que su propósito al fundar esa orquesta en 1999, junto con el fallecido intelectual palestino Edward Said, era mostrar el camino de la convivencia a través de la música.

"El conflicto entre israelíes y palestinos es un conflicto humano entre dos pueblos, cuya confluencia buscamos a través de la música", indicó el pianista y director de la orquesta, con sede en Sevilla.

Westerwelle destacó en su discurso el papel desempeñado por la West-Eastern Divan, como símbolo de esa vía hacia la reconciliación, así como el legendario concierto ofrecido por la orquesta en Ramalla, en 2005.

El jefe de la diplomacia alemana recordó que dicho concierto a punto estuvo de no poder celebrarse por razones de seguridad, pero también cómo finalmente se subsanaron esas dificultades.

"España y Alemania trabajamos conjuntamente para que fuera posible. No es lugar este para dar los detalles de cómo se hizo. Sólo diré que se logró con fantasía, valor, determinación y mucha pasión", apuntó.

El Premio de la Paz de Westfalia se otorga cada dos años a personalidades o colectivos comprometidos con la resolución pacífica de conflictos.

El galardón recuerda el Tratado de Paz firmado en 1648 en los Ayuntamientos de Münter y Osnabräck, por el que se puso fin a la Guerra de los Treinta Años.