Clegg impulsará en 2012 la reforma de la Cámara de los Lores británica

El viceprimer ministro británico y líder del Partido Liberal Demócrata, Nick Clegg, aseguró hoy que el año próximo impulsará su prometida reforma de la Cámara de los Lores para hacerla más democrática.

En un discurso pronunciado hoy en Londres, dijo que propiciará por todos los medios esa reforma, que ya anunció en mayo y con la que pretende que un 80 % de los miembros de la cámara alta del Parlamento sean elegidos, y no designados como hasta ahora.


El discurso de Clegg, que versó sobre varios asuntos controvertidos en el Reino Unido, ha sido interpretado como un intento de distanciarse de sus socios conservadores en el Gobierno de coalición, con los que existen fricciones desde el rechazo del primer ministro, el "tory"David Cameron, al pacto fiscal europeo.


La Cámara de los Lores, en la que ocupan escaños aristócratas y personalidades públicas de cualquier adscripción política, es "una afrenta a los principios de apertura que sustentan una democracia moderna", declaró el líder liberaldemócrata, que adelantó que en 2012 se introducirá legislación para aplicar los cambios.


En su intervención, Clegg advirtió también a los bancos británicos seminacionalizados que no otorguen grandes primas a sus directivos y adelantó que el Gobierno bloqueará las remuneraciones "irresponsables".


El año próximo Clegg impulsará además reformas destinadas a "reconectar las relaciones de poder en nuestra economía"y construir "un capitalismo responsable", con medidas como ceder más poder a los accionistas de las empresas y a sus trabajadores. En su esfuerzo por marcar la diferencia con los "tories", criticó la idea de Cameron de conceder desgravaciones fiscales a las parejas casadas al afirmar que es un intento de "microdirigir"las relaciones de los ciudadanos y regresar a los años 50.


Sobre las relaciones con Europa, aseguró que su partido, el más europeísta del país, trabajará para restablecerlas y criticó a los conservadores más euroescépticos por poner "un cerrado interés nacional"por delante de "un internacionalismo iluminado".