Santi Santamaría falleció por una isquemia miocárdica

El féretro que contiene el cadáver del chef español Santi Santamaria, fallecido ayer en Singapur, ha sido sellado por las autoridades y será embarcado en un avión que partirá hacia España es las próximas horas.

La gestión de sellado del féretro y entrega de este a la empresa funeraria que se encargó de transportarlo al aeropuerto de Changi, se llevó a cabo hacia las 12:00 GMT, indicaron a Efe fuentes oficiales.

Por otro lado, la autopsia reveló que la muerte de Santamaria se produjo a causa de una "isquemia miocárdica", por falta de riego a las arterias que van al corazón.

Los restos mortales de Santamaria serán trasladados a bordo del vuelo de la compañía Singapur Airlines que parte de la ciudad-Estado a las 23:45 hora local (15:45 GMT) con destino a Barcelona.

En ese mismo vuelo, SQ378 y que hace escala en Milán, también está previsto que viaje la hija del cocinero, Regina, quien dirige el restaurante que Santamaria abrió en Marina Bay Sands, en Singapur, y en el que se sintió indispuesto antes de que fuera trasladado al hospital en el que murió.

Según el informe de la Policía de Singapur, Santamaria, de 53 años, murió a las 20:56 hora local (12:56 GMT, del miércoles) en el Hospital General donde se le hizo la autopsia.

La familia del cocinero Santi Santamaria, que falleció ayer en Singapur a los 53 años, ha manifestado su intención de continuar con la labor del chef y ha confiado en que el respeto que siempre mostraron hacia él los medios de comunicación se mantenga también tras su muerte.

En un comunicado distribuido por el complejo hotelero de Singapur en el que se encuentra el restaurante "Santi", en el que el cocinero sufrió un infarto del que ya no se recuperó, su hija Regina Santamaria ha destacado que su padre decía que "para ser un chef, primero tienes que ser persona".

"Quienes le conocieron sabrán que era un fantástico marido, un padre increíble y un abuelo maravilloso aunque fuera por poco tiempo (su primer nieto nació hace unos días)", señala la hija del cocinero.

Regina Santamaria, que dirige el restaurante "Santi", ha resaltado cómo su padre le contagió la pasión por un negocio de la restauración en el que el cocinero catalán se inició precisamente a la misma edad que su hija tiene ahora.

"Así que a pesar de la gran tristeza que siento, encontraré la fuerza para seguir llevando el negocio. Con el gran equipo que tenemos en Singapur, continuaremos lo que Santi comenzó y tanto amaba", sostiene la nota.

El restaurante "Santi", en el lujoso complejo Marina Bay Sands de Singapur, es uno de los dos locales que tenía fuera de España Santi Santamaría (el otro es el Ossiano, en Dubai), y permanecerá cerrado hasta el domingo como muestra de respeto por el fallecimiento de su dueño.

Santamaría era propietario además del "Racó de Can Fabes"(Sant Celoni, Barcelona), que fue el primer restaurante catalán en lograr tres estrellas de la Guía Michelín -el segundo en España tras "Arzak"- y de "Santceloni", en Madrid, con dos estrellas Michelín y considerado por la crítica como el mejor restaurante de la capital.

También tenía el "Evo", en Barcelona, y el "Tierra", en Toledo, cada uno con una estrella de la guía roja.