Elio Berhanyer: «Sueño que aún hago colecciones»

Es el reconocimiento al maestro humilde. El premio al diseñador generoso, al poeta de la línea, al arquitecto del tejido y al creador incansable.

Elio Berhanyer celebra con sus modelos «fetiche» el homenaje que le hicieron en Cibeles en 2009
Elio Berhanyer celebra con sus modelos «fetiche» el homenaje que le hicieron en Cibeles en 2009

 Él supo dibujar las creaciones del mañana, las de hoy, las de todos los tiempos. A sus 82 años, Elio Berhanyer sigue siendo vanguardia, y su vanguardia siempre es actual. Ésa es la esencia de su estilo: «Llevo más de medio siglo en esto y siempre he querido hacer ropa intemporal». Conversa con LA RAZÓN minutos después de haber recibido el Premio Nacional de Diseño de Moda –un galardón que ya obtuvieron Paco Rabanne y Pertegaz– y no puede reprimir su alegría: «En vez de declinar, parece que el sol vuelve a salir». Pero el diseñador tampoco puede callarse que este reconocimiento llega en momentos trágicos, después de haber perdido el control de su firma: «Me vienen las cosas buenas y malas mezcladas. Pero las malas se olvidan», confiesa. No reprime su pena por no haber participado en la última edición de la Cibeles Fashion Week: «En ese sentido me siento triste, tuve que desmontar mi taller con gente maravillosa y ahora ando refugiado en la Universidad de Córdoba y en otros proyectos», asegura.

Sin divorcios

Elio Berhanyer tiene eso de lo que sólo pueden presumir los verdaderos genios creativos: un espíritu en eterna juventud que convive con la experiencia que sólo dan los años. «Lo curioso es que no me siento un hombre de 82, me siento muy joven, de 20», comenta entre risas.
Si tiene que mencionar cuál es el amor de su vida, no titubea: «Estoy casado con la moda y no me voy a divorciar». Por eso, alejado ahora de la vida en su taller, aún crea, tanto en su vigilia como en sus horas de descanso. «Me acuesto y sueño que aún hago colecciones. Al despertar, ¡ya he diseñado cinco trajes!»

Elio rechaza el aforismo de que «nadie es profeta en su tierra». Fue la propia ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, quien le comunicó que el jurado había decidido por unanimidad otorgarle el Premio. «Siempre me he sentido un ser muy afortunado. Las mujeres han tenido fe en mí. Eso es maravilloso y el mejor reconocimiento».

 

Un genio autodidacta
También en cifras, Elio Berhanyer escandaliza. Se le atribuyen un centenar de colecciones y más de 30.000 trajes. Después de su época dorada (entre los 60 y 70), se cambió al «prêt-à-porter» mientras los grandes del diseño sucumbían al ocaso de la alta costura. Sus piezas vistieron a artistas como Ava Gardner y Cyd Charisse, y la Reina Sofía fue una de sus clientas incondicionales. El jurado que ahora otorga el Premio destacó que el diseñador llevase «medio siglo tratando de embellecer lo cotidiano».