Jiménez se fija como primer reto reforzar a España en Asia

La nueva ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, se ha fijado como primer objetivo de su política "reforzar"la presencia de España en la región de Asía Pacífico, sobre todo en el plano económico y con el fin último de contribuir a la salida de la actual crisis que padece nuestro país.

En su toma de posesión esta tarde en el Palacio de Santa Cruz, sede histórica del Ministerio, ha reconocido que este Gobierno ya estaba desarrollando una "intensa"diplomacia económica, pero ha señalado que su primer objetivo será incidir aún más en esta línea.

Como segundo compromiso de la política que dirigirá a partir de ahora, ha citado el multilateralismo y la defensa de los Derechos Humanos, que tienen como principal instrumento de acción el "respeto", con el "convencimiento de que mantener el diálogo es la mejor opción para llegar a acuerdos".

En este sentido, se ha mostrado a favor de mantener un "diálogo crítico"cuando sea necesario, pero siempre bajo la base del respeto, que es la "esencia"de la diplomacia de este Gobierno.
También ha expresado su voluntad de trabajar para que el Ministerio tenga por fin "una sede digna y definitiva"y seguir avanzando en la creación de un servicio exterior "moderno y eficaz".