El sobrino de Troitiño pide al Gobierno valentía

Mattin Troitiño, portavoz de la Asociación de Familiares de ETA, Etxerat, expresó ayer su convicción de que la banda terrorista «está dispuesta a seguir el proceso» y emplazó al Gobierno central a «alejarse de su cerrazón» y «dar soluciones para que el nuevo tiempo sea viable y no haya bloqueos».

Martín Garitano, diputado general de Guipúzcoa, junto a miembros de Etxerat, colectivo  de familiares de presos de ETA.
Martín Garitano, diputado general de Guipúzcoa, junto a miembros de Etxerat, colectivo de familiares de presos de ETA.


En el discurso reincidente de la izquierda abertzale, Troitiño aseguró que los familiares de reclusos de la banda «nunca» han perdido la «esperanza» en el nuevo tiempo político, pese al «recrudecimiento» de «la situación en las cárceles» y el hecho de que el colectivo de presos «sea utilizado como moneda de chantaje para intereses partidistas». La semana pasada, el colectivo ya declaró que, sin negar el sufrimiento de nadie, «el suyo es uno de los más latentes».

Etxerat también hizo alusión a «la presión y el hostigamiento» al que son sometidas sus actividades, y recordó las multas por un total de 2.500 euros que les impusieron por convocar una manifestación a favor de los presos en 2009 durante las fiestas donostiarras y que se han negado a pagar. También hicieron referencia a la prohibición dictada por el Departamento de Interior vasco, el pasado viernes, de seguir el itinerario habitual de la «encartelada» a favor de los presos en San Sebastián, y tacharon de «inaceptable» que haya 74 reclusos de la banda de ETA procedentes de San Sebastián, lo que supone más de un 10% del total, de los cuales «sólo uno está en Euskal Herria, 13 en Francia y 60 en España, estando a una distancia media de 630 kilómetros» de la capital guipuzcoana.

«Pasos sin precedentes»
A su juicio, «ETA ha dado pasos sin precedentes», lo que «muestra su compromiso con el nuevo tiempo abierto en Euskal Herria». En este sentido, instó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a ser valiente, porque «se ha abierto un nuevo tiempo político que quizás no tenga vuelta atrás».

Para el portavoz de la asociación, el Gobierno vasco «no ha hecho absolutamente nada para aligerar» su «sufrimiento», aunque se ha mostrado convencido de que si «interpelando y movilizando a cientos de miles de personas» se consigue «mover al Gobierno español», también se logrará que el Ejecutivo autónomo «se mueva» porque «es necesario».
Según Troitiño, en el actual momento es «fundamental» que el colectivo de reclusos de ETA «tenga voz y voto en el conflicto político», para lo que se precisarían «mecanismos como el Acuerdo de Gernika».

Aunque afirmó desconocer «lo que haga o deje de hacer ETA», insistió en que la banda «ha dado pasos sin precedentes uniéndose al proceso abierto en Euskal Herria». Y señaló: «Lo que vemos mediante sus últimos comunicados y decisiones es que está dispuesta a seguir con este proceso». Por último, emplazó al Gobierno central a «alejarse de su cerrazón» y a «dar soluciones para que el nuevo tiempo sea viable y no haya bloqueos». «Y creo que lo sabe perfectamente», concluyó.


Odón Elorza afirma sentir «vergüenza» de Martín Garitano
En su página de Facebook, el ex alcalde de San Sebastián afirmó sentir «vergüenza» de Garitano por establecer «categorías humanas entre las víctimas», al afirmar que consideraba un error las causadas por ETA en Cataluña. «¿Qué tiene que decir de las demás?», se planteó. «Hay que esperar pacientemente para conocer de una puñetera vez si se producirá el rechazo de ETA».