El peor verano

Una ola de aire africano elevará los termómetros por encima de los 40 grados en el primer fin de semana estival

Fin de semana muy caluroso en toda España
Fin de semana muy caluroso en toda España

Muchos de los españoles que ultiman sus preparativos para las vacaciones se frotan las manos. El calor ha llegado para quedarse y eso asegura una temporada estival de sol y playa. Sin embargo, muchos de ellos se van a arrepentir porque se avecinan unos meses de calor asfixiante, en el que hay que ser muy cuidadosos con la exposición al sol, sobre todo en el caso de los niños y las personas mayores, para evitar disgustos.

La realidad es que el verano ha llegado con fuerza y el primer fin de semana de la estación recién estrenada va a ser muy duro en amplias zonas del país, en las que los termómetros se derretirán literalmente. Literalmente, porque además, la ola de calor africano va a elevar las temperaturas máximas y mínimas en regiones que no están acostumbradas a soportar estas situaciones. Es el caso de Galicia, donde en el día de hoy verán el mercurio en cotas de 36 a 39 grados.

La situación se agravará mañana, cuando las temperaturas aumentarán de forma ligera o moderada y llegarán a los 40 grados. Además de a Galicia, la situación afectará al oeste de Castilla y León y a los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que publicará alertas diarias hasta el próximo martes. El lunes habrá pocos cambios y el clima no dará un respiro hasta el próximo martes, cuando se producirá un descenso notable en el noroeste y en el área cantábrica, que será moderado en el tercio occidental.


Niveles extremos de radiación
La consecuencia directa es que el índice de radiación ultravioleta (con un rango de 1 a 18), superará el nivel de 11, valor a partir del cual se considera la situación de extrema. Esto obliga a aumentar las precauciones: evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, utilizar una crema protectora adecuada y atender a los síntomas de un posible golpe de calor. Entre ellos, el cansancio, la fatiga, el aumento de la temperatura corporal o la pérdida de sudoración, que hacen que el cuerpo no regule bien su propia temperatura pudiendo desembocar en problemas más importantes. Este año nos espera uno de los veranos más calurosos y, por ello, los especialistas advierten de que se debe estar preparado para prevenir posibles golpes de calor, informa Ep.

«Las señales de peligro son variadas. Cuando aumenta la temperatura –que puede llegar a 40 o 41 grados–, se produce una pérdida de sudoración que afecta a los órganos internos; notamos somnolencia e incluso se podría llegar al coma y en algún caso, a la muerte», explica el médico de atención primaria, Francisco Olmos.

Las personas mayores, los más pequeños y aquellos pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, obesidad, tensión alta, enfermedades cardiovasculares o respiratorias son más proclives a sufrir un golpe de calor, por lo que han de tener especial cuidado y, además de respetar las normas generales para evitar sufrirlo, deben intentar «estar bien hidratados». «Tienen que procurar ingerir muchos líquidos porque muchos de ellos los necesitan incluso sin tener sed. Han de tomar, por tanto, bastantes bebidas refrescantes y no exponerse al sol», explicó.

Hay que evitar bebidas alcohólicas y café porque producen «un aumento del gasto energético que es perjudicial», pero los zumos, agua y líquidos refrescantes son muy buenos para tener una buena hidratación.

La víctima de un golpe de calor debe ser auxiliada y trasladada rápidamente a una zona de sombra para evitar la exposición solar. «Hay que refrescar a la persona que lo ha sufrido, si tenemos líquido, dárselo y refrescarle con agua por la zona externa del cuerpo», recordó.
El primer fin de semana del verano es un ejemplo de lo que van a ser los meses de julio y agosto, cuyas temperaturas está previsto que superen la media de otros años.


Riesgo alto en ocho provincias
Una decena de provincias estarán este fin de semana en alerta naranja (riesgo importante) por altas temperaturas, sobre todo Lugo, Orense y Sevilla. Así, la alerta naranja se extenderá mañana a Córdoba, Sevilla, Guadalajara, Toledo, Madrid, Badajoz, Lugo y Orense. Córdoba, Sevilla, sur de Lugo, Orense y las Vegas del Guadiana (Badajoz) seguirán soportando 40 grados. En Guadalajara y el Valle del Tajo (Toledo) llegarán a los 39 grados, dos más que en La Mancha toledana. En Madrid, habrá 34 grados en la Sierra y 39 en el área metropolitana y el corredor del Henares.